Apreciados lectores, clientes, amigos: cumpliendo con todas las recomendaciones y obligaciones marcadas por nuestras autoridades podemos, con todo, seguir manteniendo el servicio de venta ON LINE y envío de libros. Podría haber alguna demora respecto a los tiempos de entrega habituales pero por nuestra parte seguimos OPERATIVOS.

Estaremos disponibles para cualquier incidencia bajo la modalidad del teletrabajo, vía telefónica (horario especial de 9 a 13h), email o a través de nuestras redes sociales, para cualquier consulta que necesitéis resolver. Asimismo, os confirmamos que nuestro almacén se encuentra en funcionamiento y que, por tanto, será posible continuar con los envíos. Con estas medidas preventivas buscaremos seguir prestando nuestros servicios a nuestros clientes de la mejor manera posible.

Muchas gracias

Editorial Ciudad Nueva
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Vive tu barrio

Rosario Cabrero

Implicarse en la asociacin de vecinos y trabajar por la fraternidad en el barrio.
Vivir por mi ciudad, parece un lema, pero yo lo hago en la Asociacin de Vecinos Vista Alegre de Crdoba. Actualmente soy la presidenta, y lo que me ha trado hasta aqu es querer entablar relaciones nuevas, con la fraternidad universal como objetivo. En la asociacin realizamos diversas actividades y yo las afronto como un compromiso cristiano personal. En primer lugar, procuro escuchar a los dems, porque no siempre tenemos los mismos puntos de conexin. Y hay que saber escuchar con el alma abierta lo que Jess me dice en el otro. No siempre es fcil, porque me supone esfuerzo y tener que perder en muchas ocasiones. Una vez se me ocurri organizar una fiesta infantil con motivo del arreglo de una plaza. Nos reunimos con varios colectivos del barrio y con el Ayuntamiento para organizarla, y tuve que perder muchas de mis ideas para acoger las ideas de los otros. Pero la fiesta tuvo xito, tanto que ya hemos llegado a la tercera edicin de Vive tu barrio. Hubo tantos nios la primera vez, muchos de ellos acompaados de familiares, que los establecimientos del barrio y la Delegacin de Participacin Ciudadana del distrito nos subvencionan para que organicemos cada ao esta fiesta. En estos tres aos que la hemos hecho, las concejalas eran de partidos distintos, y todas nos han prestado su colaboracin. Entiendo que tengo que amar a todos, sean del partido que sean. Me he dado cuenta de que, cuando sabes perder, y lo haces dicindole a Jess: lo hago por ti, las situaciones difciles se resuelven. Las resuelve l. Hay unos jardines en el barrio que haba que remodelar. Cuando el Ayuntamiento nos present el proyecto a la asociacin para que lo conociramos, otro grupo de personas plante una remodelacin distinta. Mantuve una reunin con estas personas para acercar posturas, pero no llegamos a un entendimiento. Luego me reun con los responsables municipales de las obras y llegamos a la conclusin de que lo mejor era hacer una asamblea vecinal para estudiar juntos el proyecto, ya que el Ayuntamiento estaba dispuesto a hacer algunas modificaciones, pero queramos que se tuvieran en cuenta las propuestas de todos. Todo esto me produjo bastante agitacin y casi no me dejaba dormir, pues nunca antes haba afrontado una situacin como sta: no sabes cunta gente va a venir, ni en qu disposicin, y, por supuesto, si estarn dispuestos a ceder en algo. No tena paz interior suficiente como para afrontar esa asamblea, as que me fui a la iglesia y le ped a Jess que me diera la luz y la calma necesarias para saber llevar la situacin, no con destreza humana, sino con el amor concreto de saber escuchar a todos. Las asambleas fueron difciles porque haba algunas personas un poco tozudas, pero todos cedimos en alguno de nuestros gustos. Hoy tenemos unos magnficos jardines de los que podemos disfrutar todos. El da que se abrieron al pblico, pasendome por ellos sent una alegra que no s expresar: toda esa belleza mereca el esfuerzo que habamos hecho. Salvar con el dilogo los desencuentros no suele ser fcil y no siempre se consigue. A veces me siento sola pero no puedo dejarme llevar por el desnimo. Jess tambin se sinti slo y no siempre lo entendieron. Esto me da la fuerza para seguir adelante. Cuando redactamos algn escrito para el Ayuntamiento, lo hacemos sin acritud, con respeto. Y lo mismo cuando hacemos nuestro boletn informativo, procurando que el contenido sea positivo, hablando del trabajo que se ha realizado. Ello no quita que tambin digamos lo que las administraciones an no nos han concedido, pero evitando los malos modos.

Leer ms



Poltica proteccin de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados

ENLACES DE INTERS


Movimiento de los focolares

Ciutat Nuova

Economa de comunin

Red Sophia

Fundacin Igino Giordani
   

CONTACTO

DNDE ESTAMOS