logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Correspondencia

L. B.

Más generosidad


Según el informe anual de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), hay en la actualidad 55 millones de personas desplazadas a causa de los conflictos bélicos, un «éxodo mundial sin precedentes». Las últimas noticias sobre este tema venían de Grecia, a cuyas islas han llegado en lo que va de año unas 55.000 personas, de las cuales más de la mitad son sirios que huyen de la guerra. Pero Grecia queda tan lejos...

Resulta chocante que un país como el nuestro, con tradición aperturista y una larga historia en emigración, ponga ahora trabas para acoger a los 4.288 refugiados que la Comisión Europea le ha asignado en su plan de reparto de los refugiados que han llegado a las costas italianas y griegas.

Resulta igualmente chocante que un país que, según las previsiones del Instituto Nacional de Estadística, perderá un millón de habitantes durante los próximos 15 años (una media de 66.000 al año) y en donde los mayores de 65 años serán el 40% de la población, no vea en estas migraciones forzadas una posibilidad de rejuvenecerse.

Y todo porque pone en tela de juicio los criterios aplicados en ese reparto, para no ser menos que nadie. Como dice la canción de Pablo Milanés: «nos vamos poniendo viejos y el amor no lo reflejo como ayer».

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas