logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

«Cáncer ya no es sinónimo de muerte»

Ana Moreno Marín

Isabel Oriol, presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc), es licenciada en Ciencias Biológicas Fundamental (Bioquímica y Genética) por la UCM y máster en Filosofía por la Universidad Francisco de Vitoria. Ha realizado el curso de doctorado en Bioética en la Cátedra UNESCO y es máster en Investigación en Bioética por la URJC.
–Isabel Oriol se define como... –Persona agradecida por las oportunidades que le ha dado la vida. –En España sufren cáncer más de 1,5 millones de personas y hay 215.000 nuevos casos cada año. ¿Cuestión de genética o podemos prevenirlo? –Hablamos de cáncer como una enfermedad, cuando son más de 200 tipos y subtipos de cáncer distintos... Solo el 10% de los cánceres son hereditarios y el 40% se puede prevenir. Muchas mutaciones son producidas por agentes externos como el tabaco. –Raro es el que no conoce a alguien que ha padecido o padece cáncer y aún así nos sigue asustando. ¿Cómo afrontarlo? –Cáncer ya no es sinónimo de muerte. Podemos perderle el miedo, aunque no el respeto. Ten en cuenta que un diagnóstico de cáncer afecta a toda la persona: física, emocional, psicológica, espiritual, familiar, social, laboral, económicamente... Cada vez más, los casos que no se pueden prevenir o curar podemos cronificarlos. –La aecc juega un papel muy importante en este sentido... –Nuestra misión es estar cerca de las personas, que nadie se sienta solo, desinformado o desorientado durante todo el proceso, tanto del paciente como del familiar. –Debe conocer muchas historias, algunas con final feliz y otras no tanto. ¿Cómo las vive? –Con absoluta solidaridad. Yo también he pasado por ello. Afortunadamente, cada vez hay más casos que salen adelante y los que no, son un acicate para seguir luchando. –Son malos tiempos para la investigación, pero son la entidad social y privada que más fondos destina. ¿Cómo lo logran? –Con el convencimiento de que la investigación será lo único que nos permita vencer el cáncer. En la aecc tenemos el compromiso con la sociedad que quiere mejorar su futuro y nos confía los recursos. Es una responsabilidad de todos. Un país que no investiga es un país que se empobrece. –¿Se le está ganando la batalla al cáncer? –El avance es significativo; solo hay pensar lo que se conocía del cáncer y cómo se trabajaba hace 50 años. Se está ganando la batalla, aunque todavía quedan retos. –¿Cuáles son los más comunes? –Los de mayor incidencia son el de colon y pulmón en ambos sexos; en mujeres, el de mama; y en hombres, de próstata. –¿Y los que presentan un mayor porcentaje de curación? –En cáncer de mama se ha avanzado mucho. Actualmente, la supervivencia es del 85% a los cinco años, como en el cáncer infantil. –¿Qué nota le pondría a la Oncología Médica en España? –Es puntera y podemos estar orgullosos de nuestro Sistema Nacional de Salud. –La aecc cuenta con voluntarios, socios y colaboradores. ¿Son reflejo del carácter solidario de los españoles? –Efectivamente, los españoles son sensibles a las causas y muy solidarios. Hay miles de voluntarios en la aecc y cada uno podría contar una gran historia de solidaridad. Además, el apoyo de los socios y colaboradores es esencial. Unidos seremos más fuertes y cuantos más seamos, más fuertes seremos. –Hablando de compromiso. Preside aecc desde el 2008, pero también es esposa y madre de cinco hijos. ¿Consigue compatibilizar? –Sí, gracias a un marido muy generoso que me apoya en todo y a que somos un gran equipo de gente extraordinaria en la aecc. –¿Sigue tocando el piano? –Menos de lo que me gustaría. –Estamos a las puertas del 2015. ¿Un deseo? –Que construyamos juntos un mundo donde el encuentro entre la gente y la solidaridad sea el mayor deseo. –¿Y un propósito personal? –Tomarme la vida con más calma.


  SÏGANOS EN LAS REDES SOCIALES
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas