logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

La Eucaristía y el Ideal de la unidad

Chiara Lubich


Nuestro Ideal es la unidad. Ahora bien, ¿no os parece sintomático que Jesús, al dirigirse al Padre en su famosa oración, pida la unidad entre los suyos y los que vendrán, después de haber instituido la Eucaristía, que hacía que esto fuese posible? Jesús reza de esta manera antes de llegar al Huerto de los Olivos: «Padre santo, guárdalos en tu nombre, a los que me has dado, para que sean uno como nosotros» (Jn 17, 11). Somos uno entre nosotros, a semejanza del Padre y el Hijo –es decir, somos una sola cosa– por la Eucaristía. «No solo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado» (Jn 17, 20-22). Somos uno en Jesús, que está en el Padre, por la Eucaristía.

 

«Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno; yo en ellos, y tú en mí, para que sean completamente uno» (Jn 17, 22-23). No entramos en el Reino si no hay una unidad con Jesús y entre nosotros –mediante la Eucaristía– semejante a la que tienen el Padre y el Hijo, que son uno.

 

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas