logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Palabra de vida - marzo 2014

Chiara Lubich

Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor» (Jn 15, 10).
Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor» (Jn 15, 10). Estas palabras están tomadas del largo discurso, referido en el cuarto Evangelio (cf. Jn 13, 31 - 17, 26), que Jesús dirigió a sus apóstoles después de la última cena. En él ilustra que el guardar sus mandamientos nos hace permanecer en el amor. Remiten a un versículo anterior en el que Jesús dice a sus apóstoles: «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos» (Jn 14, 15). Así se cierra un círculo entre el amor a Jesús y el guardar sus mandamientos. El amor a Jesús nos estimula a vivir cada vez más fielmente su palabra; al mismo tiempo, el vivir la palabra de Jesús nos lleva a permanecer y por tanto nos hace crecer cada vez más en el amor a Él. «Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor».

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas