logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Arte y maravilla

Clara Arahuetes

Palacio Real Madrid Hasta el 12 de enero
Hace 450 años, en 1563, se colocó la primera piedra del Monasterio de El Escorial. Para celebrarlo, Patrimonio Nacional ha organizado la exposición De El Bosco a Tiziano. Arte y maravilla en El Escorial. Es una buena excusa para, además de ver la muestra en el Palacio Real de Madrid, acercarnos al monasterio y contemplar los tesoros artísticos de la fundación del rey Felipe II. El Monasterio de El Escorial no sólo es el lugar donde reposan los restos del monarca y su familia, sino que además expresa su poder político y religioso. El rey pensó en él como un lugar donde refugiarse en un momento convulso para Europa con el surgir del protestantismo y la Contrarreforma católica. Se reunían en su interior, a la manera de una nueva Arca de Noé, reliquias de santos, ornamentos sagrados y pinturas realizadas por los mejores artistas del Renacimiento, como Tiziano, El Bosco, Patinir, El Greco o Navarrete el Mudo. El objetivo de la exposición es conocer más a fondo los fundamentos culturales e ideológicos de El Escorial, iniciado en 1563 y terminado en 1584. Para ello se estudia el edificio como una manifestación del concepto renacentista de «cámara de maravillas», ya que en su momento El Escorial fue considerado como la octava maravilla del mundo. También está presente en él la idea de la época de «sabiduría divina»: todo el edificio fue visto entonces como la plasmación de este pensamiento y a la vez se consideraba a Felipe II como un nuevo Salomón, a la manera del rey bíblico, prudente y sabio por excelencia. Por último, la construcción es un auténtico archivo sacro que expresaba la idea que tenía el monarca español de la Contrarreforma católica. La muestra se divide en varias secciones. La primera está dedicada a la arquitectura del monasterio y a sus arquitectos: Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera. Fue proyectado con formas geométricas sencillas como el cubo, la esfera y la pirámide, que aluden a la perfección y sabiduría divinas. El Escorial era una nueva «ciudad de Dios», tal como proponía San Agustín.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas