logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Mirad cómo se aman…

Vicente Correa

Testimonio de dos sacerdotes, sucesivamente párrocos de la parroquia de la Virgen de las Angustias de Granada.
La granadina basílica de la Virgen de las Angustias tiene solera. Ha celebrado ya su cuarto centenario y en ella fueron bautizados personajes de la talla de Ángel Ganivet y san Juan de Alcober. Tiene historia, y la historia es el pedestal sobre el que se apoya el tiempo presente. Don Carlos Torres, que actualmente vive en una residencia de mayores, regentó esta parroquia durante veinticinco años y aún conserva el nombramiento de co-párroco. Natural de Pórtugos, en la comarca de La Alpujarra, fue ordenado en 1952, en aquel Congreso Eucarístico Internacional de Barcelona en que se ordenaron más de 800 sacerdotes. Tras varios años recorriendo la Alpujarra, en 1972 recaló en Las Angustias. De aquel período recuerda: «Nos encontrábamos en la parroquia un grupo de sacerdotes que intentábamos vivir la Palabra de vida. La leíamos juntos, tratábamos de vivirla durante el mes y luego nos contábamos nuestras experiencias. Semanalmente teníamos encuentros con los seglares y tratábamos de ser aquella Palabra antes de leerla. Las personas eran sensibles al mensaje del Evangelio y lo intentaban vivir». En la conversación con don Carlos van aflorando recuerdos que muestran los frutos de aquella intensa vida. Rememora, por ejemplo, aquella casa de Calahonda «que hicimos para el colegio parroquial. Allí llevábamos a los chicos de colonias en verano. Siempre había gente voluntaria para ayudar. Mari Carmen Vilches lo coordinaba todo, y también me ayudó mucho a organizar las primeras comuniones. Trabajaba en el colegio parroquial y en clase ponía todos los días una Palabra de vida e invitaba a los niños a vivirla».

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas