logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Eslovenia, un suplemento de alma

José Garagnani

Presidencia europea El pequeño país alpino afronta la ardua tarea de reflotar los ideales perdidos del viejo continente.
En Lisboa tuvieron que acabar encolando los pedazos de un sueño europeo hecho añicos por culpa de la miopía y el egoísmo de unos países que han borrado de un bayetazo el trabajo realizado durante generaciones. Mientras, en Lubiana, empezaban a festejar el gran evento de que un país pequeño como Eslovenia, que hasta ahora quedaba al margen de la historia, ocupe durante el primer semestre de 2008 la presidencia de la Unión Europea. Y puede hacerlo porque ha quemado etapas para “reingresar” en Europa. Podría ser una buena ocasión para relanzar los ideales que se han ido quedando por el camino a medida que crecía el número de socios, pues Eslovenia ha demostrado que cree en las oportuniades que la Unión ofrece a todos. Lojze Peterle es un diputado esloveno en el Parlamento Europeo, vicepresidente del Partido Popular Europeo. A él le preguntamos cuáles son a su parecer las tareas que Eslovenia ha de afrontar en esta delicada fase. «Para Eslovenia –dice– esta presidencia representa un gran reto y una grandísima responsabilidad. Las prioridades serán conseguir que se ratifique la reforma del acuerdo europeo y llevar a cabo las estrategias que se han propuesto en Lisboa. En segundo lugar, vamos a comprometernos en el tema de la energía y el medio ambiente, también en la ampliación de la Unión hacia los Balcanes, en el diálogo intercultural y en la lucha contra el cáncer. Pero sin duda lo más importante va a ser la cuestión de Kósovo. A este respecto Eslovenia tratará de asegurar el criterio unitario de la política europea, pero al mismo tiempo estaremos atentos a cualquier mejora de las relaciones entre los Estados del sureste de Europa, con vistas a su completa integración en la Unión. »Es muy importante que todos los países de la región, empezando por Croacia, aprovechen esta perspectiva europea que se les ofreció en Salónica en 2003. La ampliación hacia el sureste es estratégica para la estabilidad y la cooperación de toda la Unión. En esa línea organizaremos el diálogo intercultural, poniendo un acento especial en esta región. En cuanto experta en el sureste, o sea, los países balcánicos, y gracias a su propia experiencia europea, Eslovenia puede ofrecer un valor añadido.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

facebook twitter instagram youtube
OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas