logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

La Roldana

Clara Arahuetes

Exposición
Ser mujer y artista en el siglo XVII, todo un reto que Luisa Roldán supo afrontar en la época dorada de la cultura española. La Roldana nació en 1654 en Sevilla, en pleno Barroco. Aunque aún faltan muchos datos de su vida y su obra, sabemos que era una mujer decidida y valiente, que tenía muy clara su vocación de escultora y contaba con las cualidades necesarias para llegar a la meta que se había propuesto. Podemos imaginar que no le sería nada fácil, pues en la época en que le tocó vivir, el protagonismo de las mujeres en el terreno artístico y en la sociedad era insignificante. Les estaba vedado el acceso a cualquier profesión, ni siquiera podían elegir libremente a su futuro marido. Su única salida era el matrimonio o el convento. Sin embargo hubo mujeres que se dedicaron profesionalmente al arte en ese momento, y todas ellas tenían un punto en común: sus familias ejercieron la escultura o la pintura. El padre de Luisa, Pedro Roldán, tuvo un taller de gran prestigio en Sevilla, y en él trabajaron sus nueve hijos. De esta manera Luisa y sus hermanas pudieron acceder a la formación artística en el ámbito privado, que era el destinado a las mujeres, sin tener que ir en contra de las normas sociales establecidas. Hasta 1671, año en que contrae matrimonio y deja la casa paterna, Luisa aprendió las técnicas del trabajo en madera, piedra y barro, así como el empleo de la pintura, dorado y estofado de las imágenes. La Roldana, a pesar de la oposición paterna, contrajo matrimonio en 1671, a los 19 años, con Luis Antonio de los Arcos, aprendiz de escultor.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas