logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

¿Resurgimiento o desorientación?

Peter Dettwiler (Neue Stadt)

Semana de oración ¿El movimiento ecuménico se refugia en cantos y rezos piadosos porque no consigue responder a las preguntas más urgentes? ¿Acaso el tópico, hoy tan repetido, de “ecumenismo espiritual” no expresa una desorientación? No, el ecumenismo espiritual significa buscar la unidad cuando y como Jesús la quiera.
El hecho de que los cristianos quieran volver a sus fuentes y fundamentos espirituales no es algo nuevo. Según la Carta Ecuménica Europea del año 2001, el ecumenismo empieza y 1. La encíclica Que todos sean uno, de 1995, también subraya en su introducción que 2. Ya el Concilio Vaticano II (1962-1965) había definido la oración como el 3. La casa común debe basarse en unos fundamentos espirituales, porque el Señor no construye la casa, en vano se afanan los albañiles. (Sal 127, 1). Pero se hace necesario precisar el significado de “ecumenismo espiritual”. ¿Acaso expresa una actitud resignada, basada en el argumento de que lo único que nos vale es rezar? ¿Debemos cruzarnos de brazos, cuando tendríamos que actuar unidos, a la vista de las exigencias que plantea la sociedad? ¿Nos limitamos a celebraciones litúrgicas armoniosas, cuando deberíamos estar trabajando por la teología? ¿Buscamos refugio en cantos piadosos, cuando deberíamos estar discutiendo sobre los problemas más apremiantes? ¿Acaso el tópico de “ecumenismo espiritual” no es simplemente la expresión de una desorientación ecuménica muy extendida? En mi opinión la crisis del ecumenismo se basa en tres puntos: el primero es la indefinición del objetivo mismo. ¿Hacia dónde va nuestro camino?, ¿qué casa queremos construir?, ¿a qué unidad nos referimos? Y es que cada Iglesia tiene una imagen distinta de la unidad, debido justamente a su propia sensibilidad eclesial. En segundo lugar, la carga del pasado es más pesada de lo que normalmente se piensa. Mil años de cisma entre la Iglesia oriental y la occidental y cuatrocientos años de distanciamiento y divisiones desde la Reforma requieren una profunda “reconciliación de la memoria”.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas