logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Europa, África del norte y nuestro miedo

Pascual Ferrara

La lección de Libia invita a entender que nuestro continente tiene que arriesgarse y acompañar la revolución árabe.
Los acontecimientos en Libia muestran las consecuencias dramáticas, trágicas, del despertar político de África del norte y del mundo árabe. También han hecho sonar la alarma de la comunidad internacional hasta el punto de que el Consejo de Seguridad de la ONU tomó por fin una posición clara y firme: zona de exclusión aérea y, anteriormente, Corte Penal Internacional para Gadafi. A diferencia de otros países, en Libia no se puede hablar simplistamente de la “revolución del pan”. Gracias a la riqueza procedente de la exportación de gas y petróleo, la población libia en general ha gozado de condiciones económicas mejores que las de otros países de la zona, debido precisamente a la política paternalista y de clientelismo de Gadafi. Aquí otros factores han tenido su importancia. El primero es que en este país sus componentes regionales, tribales y étnicos nunca han llegado a amalgamarse, como lo demuestra el hecho de que esta sublevación partió de la región de Bengasi, en el nordeste del país, y que la fomentó la confraternidad musulmana autonomista de los senusitas. El segundo factor es la aspiración a aperturas democráticas después de más de 40 años de dictadura. Desde este punto de vista, Bush tenía razón cuando subrayaba la necesidad de propagar la democracia también en el mundo árabe, pero se equivocaba en la forma, porque la democracia no se impone ni se exporta, sino que está ligada a factores internos. Esto quiere decir que tiene sus tiempos, sus ciclos y sus motivaciones, lo que va íntimamente unido a la maduración de la cultura política de un país.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas