logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

CINE

José Luis Panero

«La verdad de Soraya M.»
Tras muchos filtros, y sólo estrenada en algún país, llega casi furtivamente esta espléndida película que condena la lapidación en Irán. La osadía se debe a Festival Films y European Dreams Factory, distribuidora de películas arriesgadas y valientes. ¡Bravo por su presidente, Filomeno Martínez Aspe! Esta historia silenciada (no se conocen las localizaciones del rodaje) es la historia de tantas mujeres condenadas a morir lapidadas. Afortunadamente, parece que en Irán se abre paso una conciencia que puede dar pie a descubrir otras historias similares. El empuje del carismático Caviezel hace mucho bien en estos tiempos marcados por el hedonismo y la frivolidad. «La verdad de Soraya M.» técnicamente no es reprochable, aunque el elemento cinematográfico y la puesta en escena quedan relegados a un segundo plano. El realizador de 54 años, Cyrus Nowrasteh, se centra en la historia y arranca con fuerza gracias a la potente interpretación de la heroica Zahra, una mujer con un secreto que no puede guardar. Cuando un periodista (Caviezel da vida al difunto Freidoune Sahebjam, que tuvo que permanecer oculto tras publicar «La lapidación de Soraya M.») llega a su aldea, decide revelarle lo que el resto de habitantes trata de ocultar. Soraya (Mozhan Marnò) es una joven a la que un matrimonio equivocado la condujo a un trágico final. Su marido la acusó de adulterio, cosa que la ley condena con la lapidación. A través de un campo minado de intrigas y mentiras, Soraya y su tía Zahra tratarán de demostrar su inocencia.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas