Apreciados lectores, clientes, amigos: cumpliendo con todas las recomendaciones y obligaciones marcadas por nuestras autoridades podemos, con todo, seguir manteniendo el servicio de venta ON LINE y envío de libros. Podría haber alguna demora respecto a los tiempos de entrega habituales pero por nuestra parte seguimos OPERATIVOS.

Estaremos disponibles para cualquier incidencia bajo la modalidad del teletrabajo, vía telefónica (horario especial de 9 a 13h), email o a través de nuestras redes sociales, para cualquier consulta que necesitéis resolver. Asimismo, os confirmamos que nuestro almacén se encuentra en funcionamiento y que, por tanto, será posible continuar con los envíos. Con estas medidas preventivas buscaremos seguir prestando nuestros servicios a nuestros clientes de la mejor manera posible.

Muchas gracias

Editorial Ciudad Nueva
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Los jóvenes opinan - ¿Animales políticos, o sólo animales?

Ana Moreno Marín


La polémica y la crispación están servidas en la política española desde hace tiempo; las fisuras crecen, las partes se vuelven inconciliables ¡y hasta hacen vídeos burlándose unos de otros! Aunque no es nuevo, en esta misma legislatura ya se habían cruzado PSOE y PP varias puñaladas traperas audiovisuales. Últimamente nos deleitan con un vídeo que simula un concurso entre un militante del PSOE y otro del PP donde el segundo hace el ridículo. Vídeo contestado por el PP pero con los papeles cambiados, que concluye diciendo: «Del uso de los tópicos y los estereotipos absurdos… No». Se diría que predicar con el ejemplo no se lleva en nuestro tiempo. Lo alarmante es que lo realicen las juventudes, ese divino tesoro y futuro recambio político. «Todos los males de la democracia pueden curarse con más democracia» decía el político estadounidense Alfred Emanuel Smith. Sin embargo, preguntando a varios jóvenes, contestaban que estamos siempre con lo mismo: meterse con el otro, en vez de proponer ideas, proyectos, nuevas ilusiones. «Necesitamos políticos que cambien el modo de hacer política», me dice S. R. «Los grandes partidos están entrando en un tira y afloja continuo y pierden su credibilidad, sobre todo de cara a los jóvenes», comenta L. R. «Promueven igualdad y están clasificando a las personas por su opción política», añade R. G. Pero la cuestión la señala B. V. cuando dice que degradar al otro partido es una falta de deportividad y, desde luego, no es política. Decía Tierno Galván: «Ésta ha dejado de ser una política de ideales para convertirse en una política de programas». A ello hay que sumar, según el presidente en España del Movimiento Político por la Unidad, José Miguel Aguado, el riesgo que corren las buenas relaciones creadas entre personas de partidos distintos al verse enturbiadas por estas conductas consentidas desde las cúpulas. Cabe preguntarse si el hombre actual es un animal político que, cuando “se hace político” se queda en animal a secas. La tarea no deja de ser un arte, y ya sabemos que buenos artistas..., pocos. No obstante, hay una necesidad básica que J. M. Aguado subraya: «Antes que nada, un mayor respeto por la opción del otro, sólo así se puede llegar al aprecio. Si hubiera un poco más de buena voluntad en los líderes nacionales y autonómicos, una actitud más positiva y constructiva, entonces estaríamos en el buen camino». De hecho, todos los encuestados coinciden en la necesidad de un cambio de intención: «que sean, más que rivales, complementarios; que donde no llegue uno, llegue el otro, porque lo que hacen repercute en nosotros», dice N. L.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados

ENLACES DE INTERÉS


Movimiento de los focolares

Ciutat Nuova

Economía de comunión

Red Sophia

Fundación Igino Giordani
   

CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS