logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Para muestra, un botón

Ana Moreno

Experiencia de unos jóvenes argelinos que muestra que se puede construir el mundo unido también entre personas de diferentes religiones.
Esta vez la Semana Mundo Unido contó con dos conexiones mediáticas mundiales. En ellas, como siempre, han tenido un papel destacado las experiencias de unos jóvenes que dan ejemplo concreto de que la fraternidad es posible. La actuación de los argelinos muestra que se puede construir el mundo unido también entre diferentes religiones. Como sabéis, este país del norte de África comparte frontera con Túnez y Marruecos, es de religión musulmana, y estos musulmanes que nos hablan viven por el ideal de la unidad desde hace mucho tiempo. La excusa, un concierto «En los últimos años –cuentan estos jóvenes– realizábamos actividades como visitar a personas mayores o a niños en el hospital. Este año hemos decidido dedicarnos directamente a los jóvenes organizando un concierto benéfico cuyos fondos donaremos a una asociación que se dedica a los niños ciegos o con poca visión. Elegimos esta entidad porque, además de asistir a personas parcialmente ciegas, les busca trabajo. También conocemos a los responsables y sabemos que lo llevan a cabo con espíritu de amor y hermandad. »En el concierto tuvieron cabida distintas bandas de jóvenes por un mundo unido con diversos estilos musicales, desde el pop hasta un grupo de folclore y música andaluza. La diversidad también se vio en la actuación de grupos de distintas ciudades de Argelia, así como del coro de Malagasi, que está integrado por jóvenes cristianos. Al final, cantamos todos juntos con representantes de cada banda para expresar la unidad». Pequeña experiencia «Durante la intensa preparación del concierto, a uno de nuestros grupos le robaron un tambor y dos guitarras eléctricas. Fue un tremendo golpe para ellos y para nosotros, porque no tenían instrumentos para ensayar e incluso pensaron que no actuarían. Sin embargo, una vez más, hemos visto el amor de Dios por nosotros, ¡¡y su respuesta fue tan rápida!! Dos días después nos llegó el premio: una buena guitarra y un set de tambores profesionales. »No fue todo fácil. Cada uno tenía sus responsabilidades y en alguna ocasión tuvimos desacuerdos. Pero no podemos olvidar la presencia de Dios entre nosotros que nos ayuda a darnos espacio el uno al otro y llegar a acuerdos. Hemos vivido esta Semana entusiasmados y seguros de que es la fuerte unidad entre nosotros la que lleva adelante los proyectos». Del Blog... «El concierto del 8 de mayo ¡ha sido un éxito! El teatro estaba llenísimo; más de 500 personas; y algunas no han podido entrar... Hemos recaudado una buena suma para la asociación de ciegos. Una semana antes cada uno de nosotros cogió veinte entradas y en cuatro días las vendimos todas: amigos, compañeros y colegas. »El fin de semana de los ensayos sirvió para construir fuertes vínculos de fraternidad entre todos los componentes de los seis grupos. Algunos eran conocidos del público, otros no; algunos más profesionales, otros menos; pero todos han sido aplaudidos con el mismo entusiasmo. Cuando tocaron la música andaluza, como es normal en nuestra cultura cuando hay fiesta, mucha gente se levantó para bailar. Por falta de tiempo, no hemos podido cantar las dos canciones que habíamos preparado nosotros, pero no hacía falta: el verdadero mensaje ya lo habíamos dado con el amor recíproco». http://settimanamondounito2010.blogspot.com


  SÏGANOS EN LAS REDES SOCIALES
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas