Apreciados lectores, clientes, amigos: cumpliendo con todas las recomendaciones y obligaciones marcadas por nuestras autoridades podemos, con todo, seguir manteniendo el servicio de venta ON LINE y envío de libros. Podría haber alguna demora respecto a los tiempos de entrega habituales pero por nuestra parte seguimos OPERATIVOS.

Estaremos disponibles para cualquier incidencia bajo la modalidad del teletrabajo, vía telefónica (horario especial de 9 a 13h), email o a través de nuestras redes sociales, para cualquier consulta que necesitéis resolver. Asimismo, os confirmamos que nuestro almacén se encuentra en funcionamiento y que, por tanto, será posible continuar con los envíos. Con estas medidas preventivas buscaremos seguir prestando nuestros servicios a nuestros clientes de la mejor manera posible.

Muchas gracias

Editorial Ciudad Nueva
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Como un faro en mi noche

Sebastin Minot

Haba abusado de mi amistad, pero no poda dejarlo en aquel estado.
Vino a verme desde Zurich, pidiendo disculpas por no haberse anunciado. Quera ensearme su coche nuevo. Cuando me dijo a qu hora haba salido, me di perfecta cuenta de que haba conducido como un loco. Los coches siempre haban sido su pasin. Me alegr de verlo tan bien vestido y me pareci que gozaba de buena salud, incluso pareca ms joven que cuando lo conoc tres aos antes. Se le vea sereno y feliz. Me dijo que lo acompaara al coche. Lo abri y puso un CD. Era uno que yo le haba regalado. Esa msica me traslad a aquella vez en que me lo encontr dando vueltas por el campus de la universidad... Me haba pedido un cigarrillo, pero como yo no fumaba, le propuse ir al bar. Se tom un caf con leche y devor dos bollos. Haca una semana que no coma nada y estaba extraamente plido. Me pidi mi direccin y se la di, quizs porque en mi estilo de vida figura eso de ayudar a los dems. Despus nos vimos ms veces, y sos son los captulos de una historia que ahora Ric reviva al contrmela. Era hijo nico de una pareja feliz y tuvo una infancia sin privaciones. No le fue muy bien con los estudios y acab trabajando en el bar de un amigo de sus padres. Como lo haca bien, el bar termin siendo suyo. All trabajaba tambin una chica, que al final fue su mujer, pero como era muy guapa, result una fcil acompaante para esos clientes que pagan bien. Ric se sinti traicionado y empez a beber ms de la cuenta. Luego alguna pelea violenta y ella desapareci de la circulacin. Droga, denuncias, suspensin de la actividad, juicios... Dej Suiza porque se lo recomendaron. Alguien le haba soplado en la oreja que por aqu le ira mejor, pues tena un buen fsico. Lentamente se fue bebiendo el dinero, y luego la ropa y el coche. Salir del pozo no iba a ser fcil, aunque el negocio de la droga prometa grandes ganancias.

Leer ms



Poltica proteccin de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados

ENLACES DE INTERS


Movimiento de los focolares

Ciutat Nuova

Economa de comunin

Red Sophia

Fundacin Igino Giordani
   

CONTACTO

DNDE ESTAMOS