logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Jesús, el de la historia

Fernando Guerrero

Presentar al Jesús de los Evangelios como personaje "real" e "histórico", en sentido propio, y superar el dilema entre el "Jesús de la historia" y el "Cristo de la fe", ésta ha sido la intención del papa Ratzinger al publicar "Jesús de Nazaret".
Esta obra, recientemente editada en España por La Esfera de los Libros, no es una clásica "vida de Jesús" de estructura cronológica, sino un tratado de cristología con una perspectiva bíblica (Antiguo y Nuevo Testamento), enraizada en la más genuina tradición de la Iglesia. No desconoce Joseph Ratzinger la necesidad del método histórico-crítico aceptado por la Iglesia Católica. De hecho, en la elaboración de este libro lo han guiado las orientaciones recogidas en dos documentos: "La interpretación de la Biblia en la Iglesia" (1993) y "El pueblo judío y sus Sagradas Escrituras" (2001). El factum historicum para la fe bíblica no es una mera clave simbólica sustituible, sino que la Iglesia profesa y declara la "encarnación del Hijo de Dios" como un ingreso efectivo de Dios en la historia real de la humanidad. Si se prescinde de esto, la fe cristiana se transforma en otra religión. El método histórico-crítico resulta indispensable, pero tiene limitaciones y no agota el cometido de la exégesis bíblica para quien cree que la Sagrada Escritura ha sido inspirada por Dios. Mediante este método no se puede ir más allá del ámbito de las hipótesis, porque en sentido propio no podemos recuperar el pasado en el presente. Es cierto que podemos formular hipótesis con alto grado de probabilidad, pero debemos ser conscientes de las limitaciones. Desde hace unos años se ha desarrollado la "exégesis canónica", que aborda los textos bíblicos en el complejo de la única Escritura. Este aspecto lo había resaltado el Concilio Vaticano II en la constitución dogmática sobre la divina revelación, indicando que es un principio fundamental de la exégesis teológica: para comprender la Escritura en el sentido en que ha sido escrita, hay que atender al contenido completo y a la unidad de la entera estructura de la misma. El método de "exégesis canónica" considera cada libro de la Biblia en la integridad del conjunto, y no contradice el método histórico-crítico, sino que lo desarrolla de manera orgánica y sistemática.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

facebook twitter instagram youtube
OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas