logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

FAMILIA

Leticia Grita

Hogar, dulce hogar
Mi hija y su marido trabajan todo el día. Los niños vuelven del colegio, estudian y después vuelven a salir para ir al gimnasio o a clases de inglés. El sábado y el domingo los dedican a hacer la compra y a las “relaciones sociales”, como dicen ellos. La casa la cuida una empleada, que por cierto es muy maja. Pero yo me pregunto: ¿dónde ha ido a parar el amor por la familia? ¿No era mejor cuando la mujer no trabajaba fuera de casa y se ocupaba de la familia?» M. P. M. En una reunión de familias una vez tratamos exactamente los temas que usted cita en su carta: el amor a la familia, la relación con los hijos, el cuidado de la armonía de la casa, etc. Había 150 personas, es decir 75 parejas, y sólo en un caso la mujer se dedicaba a las tareas del hogar. De todas las demás parejas tanto el hombre como la mujer trabajaban fuera de casa. Y sin embargo, debería haber visto cómo vibraban con la exposición de cada uno de los temas propuestos... No eran menos sensibles de cuanto lo podemos ser nosotras, que nos podemos dedicar más a la familia.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas