logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Amistades virtuales

Julio Márquez

Muchas horas delante del ordenador. Ninguna privacidad en la red. Nuevas formas de socialización. Luego se vuelve al mundo real…
Pregunto: «¿Por qué entras en Facebook?». «Para ver si me ha buscado alguien y para saber qué están haciendo mis amigos en este momento. Además, voy a subir una foto mía de hace poco en la que salgo muy bien y voy a decirles que voy a ir al cine con mi chico», responde la muchacha, “alucinada” por el hecho de que los motivos no sean evidentes para mí... De hecho, a quienes no pasan muchas horas delante del ordenador –ya sea “chateando” (conversando, vaya) o intercambiando fotos y vídeos con otros internautas mientras escuchan música por los auriculares– les cuesta entender este extraño mundo. Siempre conectado, superficial, pero interactivo: un mundo en el que se hacen varias cosas a la vez y, sobre todo, se renuncia a la privacidad “gritando” a los cuatro vientos el nombre, la fecha de nacimiento, fotos, intereses, vídeos, música favorita, actividades, inclinaciones, habilidades, preferencias, sueños, situación sentimental, desilusiones, esperanzas; un mundo en el que se intenta dar una imagen de uno mismo (un perfil) mejor que la de la vida real. Se llaman redes sociales y son el fenómeno del momento en internet. Todos hablan de ellas y quieren estar ahí. Los que no están son trogloditas prehistóricos, inexorablemente excluidos de las novedades que avanzan, frescas y socialmente irresistibles. Imaginémonos una plaza tan grande como el mundo en la que todos viven en escaparates a la vista de los viandantes; una especie de “Gran hermano” de todos con todos. Bueno, no con todos: normalmente es posible permitir el acceso al escaparate sólo a los “amigos”. Ahí está, ésa es la palabra mágica: amigos. Cuantos más tengas, mejor. Pero cuidado, amigo lo puede ser cualquiera, incluso gente que conoces poco o nada y que simplemente te manda un mensaje en el que te pide serlo.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

facebook twitter instagram youtube
OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas