logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Una historia que contar

Esperanza Sánchez Contreras

La tourné de Pagasa
Viernes 27 de febrero, comienza la gira de la exposición Pagasa. En el coche, con otras dos jóvenes que, como yo, viven con el deseo de construir un mundo unido, me pregunto si seré capaz de transmitir lo que viví con tantas ganas en Filipinas. A las 18,15h estoy ante un grupo de chicos y chicas de 9 a 12 años y una idea me cruza por la cabeza: ser sólo amor para ellos, como lo fueron para mí los niños filipinos de Bukas Palad. Ésta fue la primera de cinco exposiciones durante febrero y marzo: Bilbao, San Sebastián, Granada y Ponferrada. Una oportunidad de compartir la experiencia que yo había vivido, de mostrar una realidad diferente, y además una forma de aprender de la generosidad que han mostrado todas y cada una de las personas que han visitado la exposición. Han participado niños, mayores y jóvenes, y no importaba la edad porque la solidaridad es un tema que interesa a todos. La exposición tenía como finalidad recaudar fondos para mandarlos al centro social “Bukas Palad”, que da educación, vivienda e higiene a los niños protagonistas de mis fotografías. Y he podido experimentar el Amor concreto de Dios. Por ejemplo, en Ponferrada me pidieron que contara mi experiencia en unas convivencias de la pastoral juvenil. Fui con la idea de dar, y no de recibir, porque se trataba de ir en profundidad. Participaban jóvenes de 12 a 18 años, y todos sabemos que no son gente de mucho dinero. Pero Jesús me volvió a sorprender: recaudé 173 euros y un montón de adolescentes con ganas de darlo todo por los demás. Me han pasado el mail de una chica de Granada que vio la exposición. Dice así: «El día era un poco complicado; 20.000 jóvenes de toda España se reunían en Granada para celebrar la fiesta de la Primavera, haciendo un macrobotellón. Es una pena que Granada últimamente se conozca más por esto que por la maravillosa Alhambra (...). Pero nosotros, como Chiara cuando estaba bajo los bombardeos y hablaba de amor, allí estábamos con la esperanza de que un mundo unido es posible y que el amor todo lo vence. Logramos juntar un pequeño grupo de jóvenes para ver y escuchar la experiencia que hizo Espe en Filipinas, y ¡fue todo un regalo! Los jóvenes se quedaron asombradísimos. Creo que la forma de contarlo fue preciosa. Lo contó con tanto amor, dándolo todo, ¡muy bonito! Y se pudo sacar un buen dinerillo para el proyecto. Pienso que aquí ha sido una gran oportunidad para empujar a los jóvenes y seguir haciendo actividades». En total hemos recaudado 2.610,74 euros, pero lo más importante ha sido dar a conocer una manera de amar concretamente y diferente, desde la preparación de la “txokolatada” en Bilbao y San Sebastián hasta la colocación de las fotografías con hilo de pescar. Un gracias especial a todos los que habéis hecho posible el sueño de nuestros hermanos filipinos.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas