logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Palabra de vida, abril 2009

Chiara Lubich

«Velad, porque no sabéis en qué día vendrá vuestro Señor». (Mt 24, 42)
¿Te has dado cuenta de que en general no vives la vida, sino que la arrastras a la espera de un “después” que te traerá lo “mejor”? El hecho es que un “después-mejor” tiene que llegar, pero no es el que tú te esperas. Un instinto divino te lleva a esperar en alguien o en algo que te pueda satisfacer. Quizás piensas en un día de fiesta, en tu tiempo libre, en un encuentro especial... Pero, una vez que todo esto pasa no quedas satisfecho. Al menos plenamente. Y reanudas entonces la rutina de una existencia vivida sin convicción, siempre a la espera. La verdad es que entre los elementos que componen también tu vida hay uno del que nadie se puede escapar: es el encuentro con el Señor que viene. Esto es “ese algo mejor” al cual tiendes inconscientemente, porque estás hecho para la felicidad. Y la felicidad plena sólo Él te la puede dar. Jesús, sabiendo lo ciegos que somos tú y yo para buscarla, nos previene: «Velad, porque no sabéis en qué día vendrá vuestro Señor.»

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas