logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Las gracias las doy yo

Antonio Espinosa

Retazos extraordinarios en una vida normal.
Una persona normal, sencilla, afable... Casado con Conchita, tienen cuatro hijos y una nieta. De profesión administrativo contable, le gusta la lectura y ha publicado trabajos en prensa y revistas, pero sobre todo le atrae la poesía. Les presento a Paco Hernández En su infancia aprendió a conocer y amar a Jesús. Siendo niño todavía, en cierta ocasión le dio a un sacerdote un papel en el que había escrito: «Quiero ser santo». En torno a los quince años, un día vio a un afilador ambulante acompañado de un hijo suyo de 6 ó 7 años. A Paco se le enternece el corazón y propone al afilador llevarse al chaval a su casa para darle vestido, un hogar y estudios. Al hombre la idea le pareció razonable y, con la anuencia del niño, se lo llevó a casa, como un miembro más de la familia. La experiencia duró una semana, porque el padre afilador «no podía pasar sin él».

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas