logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Los artistas también migran

Clara Arahuetes

Los países de acogida ofrecieron a los migrantes nuevas oportunidades y estos desempeñaron un papel crucial en el pensamiento y en la cultura.


Aún tenemos en la retina la imagen de miles de personas huyendo de su país en el aeropuerto de Afganistán. Esa situación no es nueva, siempre ha habido migraciones a consecuencia de las guerras, los regímenes autoritarios o por problemas sociales y económicos. Y esto afecta a gente de todo tipo, incluidos los artistas.
 
Entre 1900 y 1950 llegaron a París artistas de todo el mundo atraídos por la libertad y las oportunidades que ofrecía la ciudad. Procedían de Rusia, Italia, Ucrania, España, Argelia, Paraguay… Algunos huían de la represión política, otros buscaban la inspiración, la libertad de expresión, el reconocimiento de su obra y su crecimiento artístico. Chagall, Kandisky, Natalia Goncharova, Sonia Delaunay, Modigliani, Mondrian, Picasso, Juan Gris… son algunos de estos artistas de cuya vida bohemia en la ciudad parisina siempre se ha ofrecido una visión romántica, dejando de lado la otra cara de la moneda: su condición de migrantes, extranjeros y refugiados que se enfrentan a la soledad y la exclusión. En 1930 surgían en Europa voces que promovían los nacionalismos y el rechazo a la influencia extranjera, lo cual les afecta directamente a pesar de que París era un refugio de tolerancia y libertad.
 

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

facebook twitter instagram youtube
OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas