logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Correspondencia




IInmigración ordenada

Para afrontar el problema de la inmigración no basta con pensar que los inmigrantes son personas como nosotros, sino que además del corazón hay que usar la cabeza. Tampoco se puede eludir la responsabilidad buscando culpables cuando ocurre una tragedia. Hacen falta soluciones políticas, aunque sean imperfectas.

Es evidente que necesitamos a los inmigrantes, porque Europa está envejeciendo, pero de un modo ordenado. No me refiero tanto a limitar el número cuanto a favorecer la llegada de los que mejor se puedan integrar, ya sea por cultura, religión u otras afinidades, con el fin de evitar que se formen guetos.

En este momento, creo que primero están los cristianos sirios e iraquíes, porque huyen de la guerra. Para ellos habría que instituir un consulado europeo en Beirut, por ejemplo, y examinar caso por caso.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas