Apreciados lectores, clientes, amigos: cumpliendo con todas las recomendaciones y obligaciones marcadas por nuestras autoridades podemos, con todo, seguir manteniendo el servicio de venta ON LINE y envío de libros. Podría haber alguna demora respecto a los tiempos de entrega habituales pero por nuestra parte seguimos OPERATIVOS.

Estaremos disponibles para cualquier incidencia bajo la modalidad del teletrabajo, vía telefónica (horario especial de 9 a 13h), email o a través de nuestras redes sociales, para cualquier consulta que necesitéis resolver. Asimismo, os confirmamos que nuestro almacén se encuentra en funcionamiento y que, por tanto, será posible continuar con los envíos. Con estas medidas preventivas buscaremos seguir prestando nuestros servicios a nuestros clientes de la mejor manera posible.

Muchas gracias

Editorial Ciudad Nueva
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Cuidar nuestra casa común

Ciudad Nueva


Basta con ver un telediario para llegar a la conclusión de que en la actualidad, la humanidad afronta básicamente dos retos. Uno es la trama cada vez más tupida de relaciones entre personas, países, razas y culturas. El mundo se acerca cada vez más rápidamente a ser esa «aldea global» que los sociólogos habían anunciado. El otro reto, consecuencia del anterior, es que la historia del ser humano está llegando a unos «puntos de no retorno».

Si nos detenemos en el problema de la paz, sesudos historiadores, como Norbert Elias, afirman que por primera vez el hombre se halla en la (feliz) tesitura de no poder resolver los conflictos por medio de la guerra, pues corremos el riesgo de destruir el planeta. Y lo mismo vale para la cuestión ecológica: o la humanidad actúa responsable y solidariamente para salvaguardar la naturaleza o vamos de cabeza al desastre.

Algunas corrientes de pensamiento han subrayado la posición predominante del ser humano en la creación, lo que de alguna manera ha propiciado la explotación indiscriminada de la naturaleza con las consiguientes nocivas consecuencias para el hombre mismo. La cuestión ecológica, pues, nos está reclamando antes que nada un cambio de mentalidad.

En su reciente encíclica Laudato si’, sobre el cuidado de la casa común, que dirige «a toda la familia humana, en búsqueda de un desarrollo sostenible e integral», el papa Francisco nos recuerda que la creación no es un mero objeto de uso y de dominio para el hombre, sino una casa común confiada a nuestro cuidado, nos advierte de su grave deterioro y señala que los más pobres son sus primeras víctimas.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados

ENLACES DE INTERÉS


Movimiento de los focolares

Ciutat Nuova

Economía de comunión

Red Sophia

Fundación Igino Giordani
   

CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS