logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

DEPORTE - David frente a Goliat

Sebas Revuelta

La motivación, las ganas, el coraje, el empuje por conseguir la victoria, por llegar a la meta, por superar al contrario, son cualidades que deben formar parte del ADN de un deportista.
Sin embargo, no es una cualidad que siempre salga a relucir, es más, en ocasiones la rutina, la pereza, la apatía o incluso la confianza al enfrentarse a un adversario «asequible» pueden ser el motivo de una derrota «anunciada».
Sí, la motivación supera obstáculos a veces inimaginables. Hoy me quiero detener en historias en las que David vence a Goliat, en las que precisamente, gracias al empuje y las ganas, se vence a un adversario muy superior cuando las apuestas, tan de moda hoy en día, daban por segura la victoria de Goliat.
Hace poco más de cinco años se enfrentaron en dieciseisavos de final de la Copa del Rey de fútbol el todopoderoso Real Madrid y el Alcorcón, modesto equipo en segunda B en aquel entonces. El Madrid, con un presupuesto que podría tener unos cuantos ceros más que el del equipo de la periferia de la capital y con jugadores de renombre y de reconocida calidad, frente a jóvenes en la frontera entre lo profesional y lo amateur. Aquel 29 de octubre de 2009 el Alcorcón derrota por 4 goles a 0 al conjunto blanco. La victoria a base de tesón, lucha y una dosis excepcional de motivación fue conocida como el «alcorconazo» y pasó a la historia como uno de los momentos más especiales de la humilde historia del equipo amarillo.
En agosto pasado, la onubense Carolina Marín se proclamó campeona del mundo de bádminton, un deporte dominado por deportistas asiáticos (China, India, Tailandia...). Contra todo pronóstico, Carolina se convirtió en la primera española en conseguir el cetro mundial de este singular deporte. «Nunca doy un punto por perdido, como Nadal, que es mi ídolo», dice Carolina. En la final ante la actual campeona olímpica y número uno del mundo, la china Li Xuerui, Carolina dio muestras de su garra y entrega, y en un partido igualadísimo consiguió una victoria que pocos podían imaginar.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas