logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

La gallina Mariflor

Pilar Cabañas


Aquel año la gallina Mariflor había puesto muchos huevos y esperaba tener familia numerosa. Cuando tenía que incubarlos, le daba fiebre y así, con el calorcito, los pollitos que había dentro de los huevos podían crecer lo necesario. Apenas se apartaba del nido; lo imprescindible, para evitar que los huevos se enfriaran.

 

Junto al nido de Mariflor estaba también el de la pata Candela. Ella tan sólo había puesto dos huevos y estaba un poco triste, pero mientras incubaban los huevos, Mariflor solía animarla desde su nido. Esperaban ser madres casi al mismo tiempo.

 

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

facebook twitter instagram youtube
OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas