logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Purificando la memoria

Inma Álvarez

Ni Tuam fue un campo de concentración, ni es todo un montaje.


Desde que saltara a la prensa el supuesto hallazgo de una fosa con 796 cadáveres de bebés y niños en el lugar donde hace décadas se erigía una casa de acogida para madres solteras llevada adelante por una congregación religiosa en la localidad irlandesa de Tuam, la Iglesia vuelve a estar en el ojo del huracán. Periódicos de todo el mundo han vuelto a clamar histéricamente contra el sadismo de la Iglesia católica, contra la nueva «Srebrenica», como han dicho algunos medios de comunicación especialmente beligerantes. Por la parte católica, la ya muy humillada Iglesia irlandesa ha respondido con prontitud, prometiendo total transparencia y colaboración con las autoridades. Los obispos de Tuam y Dublín han querido dejar claro que no se les puede imputar este hecho, y han pedido a los implicados (la congregación) que dé la cara.

 

Por otro lado, no han faltado voces entre los católicos, como la de Michael Cook en MercatorNet, denunciando una campaña de difamación contra la Iglesia católica. Y es verdad que la campaña existe y que se ha difundido una imagen tremebunda de monjas despiadadas que maltrataban y dejaban morir de hambre o frío a niños fruto de “relaciones pecaminosas”, para luego arrojar sus cuerpos a una fosa séptica como si fueran alimañas.

 

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas