logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Solidarios y comprometidos

Ana Moreno Marín

¿Somos tan solidarios como creemos?


Ante las grandes catástrofes y situaciones puntuales de emergencia, los españoles somos enormemente solidarios. Tras la gran destrucción causada por el tifón Haiyan (Yolanda) el pasado mes de noviembre en Filipinas, por ejemplo, España fue el tercer país más generoso del mundo al aportar en plena crisis económica cerca de 192 millones de euros. De éstos, 72 correspondieron a donaciones privadas, por encima incluso de la ayuda aportada por el Gobierno español.

 

Sin embargo, los datos aseguran que no somos tan solidarios como pensamos. Valga este ejemplo: sólo 1 de cada 10 españoles colabora con alguna ONG de forma sostenida, como demuestra el estudio elaborado por Bain&Company*. Dicho informe destaca que sólo el 20% de la población española es socia o donante puntual de alguna ONG, frente al 60% de la media europea.

 

¿Pero por qué se produce esta dicotomía entre donantes puntuales y estables? Según Carmen Gayo, presidenta de la Asociación Española de Fundraising (AEFr) para el desarrollo de la filantropía y la captación de fondos en España, tenemos una percepción de nosotros mismos como personas solidarias, pero nos cuesta convertir estas ideas en un apoyo sostenible. «No podemos agarrarnos a que los españoles y las españolas “somos así”: impulsivos, emocionales y otros tópicos parecidos. Nuestra sociedad ha madurado en muchos ámbitos y aspectos; es una sociedad moderna del siglo XXI, y es contraproducente quedarnos anclados en este tipo de estereotipos».

 

La campaña SOMOS

 

Para concienciar a la población y promover una mayor cultura de la solidaridad en nuestro país, 33 ONG se han unido por tercer año consecutivo en torno a la Campaña SOMOS, canalizada por la AEFr, que culminó el pasado 6 de junio con el DÍA SOMOS, en el que celebraron el orgullo de ser socio de una ONG, visibilizando su trabajo en favor de los colectivos más vulnerables. Un trabajo que cuenta con la confianza del 80% de los ciudadanos, según el citado estudio.

 

Participan en esta campaña organizaciones como Intermón Oxfam, Ayuda en Acción, Unicef, Manos Unidas, Médicos del Mundo, Cruz Roja o ACNUR, que operan a nivel internacional, pero también entidades que actúan en el ámbito local como Down España, Federación Amigos de los Mayores, Proyecto Hombre o Rais Fundación. Las actividades de estas ONG se centran en 6 causas principales: Hambre y Pobreza, Infancia, Educación, Emergencias, Salud e Investigación, Discapacidad y Exclusión Social. Su labor, especialmente en estos años de crisis, es crucial.

 

En Rais Fundación, por ejemplo, dedicada a la lucha contra la exclusión social y especialmente a las personas sin hogar, atendieron en 2012 a 3.185 personas. Una de ellas, Pepe, comenta: «En RAIS, aparte de escucharte, te entienden. Y además de entenderte, te ayudan. Digamos que es como una escalera, que empiezas por el primer peldaño pero cuando te quieres dar cuenta, estás encima de la escalera». Esto para personas que terminan en la calle o están en claro riesgo de exclusión social es mucho más que palabras, es encontrar una nueva oportunidad. Según su Memoria 2012, sólo el 8,98% de sus ingresos provinieron de donaciones privadas.

 

Alianza por la Solidaridad, por su parte, que engloba las ONG Habitáfrica, Ipade y Solidaridad Internacional, y que actúa en más de 25 países, recaudó en 2012 más de 18 millones de euros, de los cuales más de 777.000 euros provinieron de fondos privados. Gracias a estos ingresos pudieron llevar adelante 50 proyectos de lucha contra la pobreza y por la promoción de los derechos humanos. Ahora bien, como ellos mismos reconocen, «todavía tenemos una gran dependencia de los fondos públicos. Pero cada vez contamos con más personas, empresas y organizaciones que se alían con nosotros en la consecución de un mundo más justo».

 

Los voluntarios, el alma de las ONG

 

Tampoco podemos obviar la otra cara de la solidaridad y el compromiso: el voluntariado. Una realidad que crece cada día en nuestro país y que es vital para el desarrollo de las ONG. Según el «II Anuario del Tercer Sector de Acción Social en España 2012», en nuestro país había en 2010 casi 1,1 millones de personas voluntarias, 200.000 personas más que en 2008. Y la cifra sigue creciendo.

 

Para la Federación Amigos de los Mayores, que lucha contra la soledad y la marginación de las personas mayores, los voluntarios son fundamentales. En 2012, gracias a sus 1.387 voluntarios lograron acompañar a 1.372 personas mayores.

 

Responsabilidad de todos

 

Todo esto en un contexto de recorte paulatino y exponencial de las partidas públicas destinadas a asuntos sociales y ayuda al desarrollo. La Coordinadora de ONG para el Desarrollo denuncia que en los presupuestos del Estado de 2014, la cooperación ha sido la política pública más afectada, con un recorte acumulado del 70% desde 2011. Por no mencionar los retrasos en los pagos y el descenso de las ayudas públicas autonómicas y municipales.

 

Sin embargo, frente a esta situación contrasta la opinión de los españoles: 3 de cada 4 creen que es importante seguir ayudando a otros países y un 79% opina que en nuestro país no se hace lo suficiente por combatir el hambre y la injusticia.

 

Por ello, Carmen Gayo, Presidenta de AEFr, apunta a que este paso adelante no es exclusivo de los particulares; también deben darlo las corporaciones privadas y, sobre todo, los poderes públicos: «Estos deben facilitar las herramientas necesarias, tanto fiscales como legales, que sin sustituir las obligaciones propias de la Administración, hagan que la colaboración ciudadana con las ONG pueda incrementarse y facilitarse».

 

Porque en España, a pesar de todo, somos y queremos ser solidarios. Lo demuestra que en el último año unos 7,5 millones de personas contribuyeran con una ONG; y de ellos, 3,7 millones lo hicieran con cuotas. Sin duda queda camino y compromiso por delante, pero el bien que se logra es grande. Por cada euro que se invierte en solidaridad, éste puede generar un impacto real en la sociedad de 9 veces su valor.

 

 

(*) «El impacto de las aportaciones de los socios de las ONG en España», estudio elaborado por Bain&Company para la campaña SOMOS 2013, se puede consultar en la web www.somosasi.org



Ante las grandes catástrofes y situaciones puntuales de emergencia, los españoles somos enormemente solidarios. Tras la gran destrucción causada por el tifón Haiyan (Yolanda) el pasado mes de noviembre en Filipinas, por ejemplo, España fue el tercer país más generoso del mundo al aportar en plena crisis económica cerca de 192 millones de euros. De éstos, 72 correspondieron a donaciones privadas, por encima incluso de la ayuda aportada por el Gobierno español.

 

Sin embargo, los datos aseguran que no somos tan solidarios como pensamos. Valga este ejemplo: sólo 1 de cada 10 españoles colabora con alguna ONG de forma sostenida, como demuestra el estudio elaborado por Bain&Company*. Dicho informe destaca que sólo el 20% de la población española es socia o donante puntual de alguna ONG, frente al 60% de la media europea.





  SÍGANOS EN LAS REDES SOCIALES
Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas