logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

CIENCIA - Drones para la paz

José Prieto

Los drones, aeronaves controladas por control remoto, han saltado del ámbito militar al civil. Sus aplicaciones parecen ilimitadas...
Los drones, aeronaves controladas por control remoto, han saltado del ámbito militar al civil. Sus aplicaciones parecen ilimitadas. Sin embargo, como en otros campos, la tecnología va por delante de la legislación y los interrogantes asociados a algunos de sus usos han provocado que el pasado mes de abril, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea recuerde su prohibición para trabajos civiles hasta que no se desarrolle una normativa al respecto. Por desgracia, el término dron es conocido por su uso en acciones militares. Potenciado por algunos gobiernos y discutido desde un punto de vista ético, está cambiando la forma de hacer la guerra hasta el punto que, actualmente, la Fuerza Aérea norteamericana entrena a más pilotos de drones que de aviones convencionales. El tamaño de un dron es muy variable. El mayor del mundo tiene 26 metros. El más pequeño pesa 16 gramos (menos que una pila convencional) y mide 10 cm de largo; con una autonomía de 11 minutos permite enviar desde el aire imágenes y vídeos en tiempo real. La investigación sobre drones se está transfiriendo con velocidad de vértigo al campo civil. De hecho, por 100 € se pueden encontrar drones en Amazon. Si se desea algo más sofisticado, por 700 € se encuentran drones que aterrizan y despegan solos, capaces de volar de manera automática de acuerdo a un plan de vuelo preestablecido sobre un mapa de Google. Eso si no se es un friki de la tecnología, como Paul Wallich, que con materiales comprados por internet, diseñó un artefacto volador para vigilar a su hijo de 8 años en el trayecto desde la puerta de su casa a la parada del autobús escolar. Las aplicaciones civiles de los drones son inmensas. La agricultura será uno de los campos más beneficiados. Drones equipados con cámaras térmicas que puedan detectar plantas enfermas por hongos realizarían una fumigación a la carta, reduciendo considerablemente el impacto ambiental de las fumigaciones masivas. Seguridad y vigilancia será el segundo campo más beneficiado: incendios, búsqueda de vidas humanas en situaciones catastróficas, operaciones de emergencia o de rescate, etc. La arqueología, la fotografía, la televisión, el cine, el transporte de mercancías o la salud (con drones transportando medicamentos a zonas aisladas) son otros campos de desarrollo. Amazon asegura que, en cuanto consiga los permisos, utilizará drones para transportar en media hora paquetes a sus usuarios. En 2013, la principal empresa de drones comerciales del mundo (DJI) vendió 10 millones de equipos. Y en los próximos 10 años, la industria de drones podría representar unos 15.000 millones de euros al año y se estima que se crearían unos 100.000 empleos en este campo. La apertura del espacio aéreo civil afectará a la robótica de forma análoga a como internet cambió los ordenadores. Sin embargo, ¿qué interrogantes nos plantean decenas de miles de máquinas sustentándose en el aire con tamaños entre una piscina y un insecto? Con miles de ojos, lentes zoom y sensores que ven en la oscuridad, ¿qué amenazas se vislumbran si el ser humano se convierte en el objetivo? El primer interrogante es la seguridad. El 22 de marzo, un dron estuvo a punto de chocar con un avión comercial a 700 m de altitud. Además, las aeronaves no tripuladas tienen un índice de accidentes 353 veces superior a las aeronaves convencionales. En este contexto ha de entenderse la preocupación legislativa de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Se hace necesaria una normativa que regule no sólo la seguridad sino también la privacidad ante una tecnología con un avance imparable. Si bien, ha de tener la amplitud de miras suficiente para no frenar uno de los sectores de desarrollo más prometedores de los próximos años.


  SÏGANOS EN LAS REDES SOCIALES
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas