logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Modigliani y su tiempo

Clara Arahuetes

Exposición
El recuerdo de Modigliani ha llegado hasta nosotros envuelto en la leyenda; es el prototipo de artista bohemio y vida disipada que renunció a la comodidad para vivir pobremente en Montparnasse. París era el centro artístico de las primeras décadas del siglo XX, allí confluían todos los que se dedicaban a la creación: pintores, escultores y escritores buscaban la inspiración reveladora que les abriera las puertas a la eternidad en la memoria de los hombres. Modigliani llegó a la ciudad del Sena en 1906 buscando las novedades artísticas que allí se producían constantemente. Un año antes escribió a su amigo, el artista Oscar Ghiglia: «La Belleza exige dolorosos sacrificios que, en contrapartida, engendran las obras supremas del alma…». Estas palabras parecen una premonición de lo que sería su vida, marcada por la pobreza, la enfermedad, el alcohol y las drogas. Acabó deshaciéndose de sus obras y vendiendo sus dibujos al mejor postor para sobrevivir. El artista se empeñó en crear nuevas formas de belleza, un concepto tabú en la época que le tocó vivir. Modigliani busca su propio lenguaje y consigue un estilo inconfundible que construye con un conocimiento indiscutible de los maestros del Renacimiento, pero también del arte de las vanguardias de su tiempo. Admirado por el público, y no tanto por la historiografía académica del arte del siglo XX, su obra no se ajusta a los moldes que definen los ismos. Aunque estuvo en contacto con los movimientos de la vanguardia, no militó formalmente en ninguno. Y para los académicos, que valoraban la ruptura con lo establecido, Modigliani no fue suficientemente vanguardista. Se le puso la etiqueta de perteneciente a la “Escuela de París”, que engloba a los artistas que no encajan en ningún grupo. En los últimos años se han hecho nuevas lecturas del arte de las vanguardias, valorando a los creadores que no formaron parte de las tendencias de principios de siglo (impresionismo, cubismo, futurismo, fauvismo…). También la figura de Modigliani, con su radical independencia de las directrices de la época, ha sido objeto de estudio y de numerosas exposiciones en toda Europa.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

facebook twitter instagram youtube
OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas