logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Etapa “franciscana” para la Iglesia española

Manuel María Bru Alonso

El mes pasado se renovó la Conferencia Episcopal Española.
El pasado 12 de marzo fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal Española monseñor Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid. Se abre un nuevo camino para esta importante «estructura de comunión» que tienen las iglesias particulares que peregrinan en España. Recordaba el Papa Francisco en su exhortación apostólica Evangelii gaudium que «el Concilio Vaticano II expresó que, de modo análogo a las antiguas Iglesias patriarcales, las conferencias episcopales pueden “desarrollar una obra múltiple y fecunda, a fin de que el afecto colegial tenga una aplicación concreta”. Pero este deseo no se realizó plenamente, por cuanto todavía no se ha explicitado suficientemente un estatuto de las conferencias episcopales que las conciba como sujetos de atribuciones concretas, incluyendo también alguna auténtica autoridad doctrinal. Una excesiva centralización, más que ayudar, complica la vida de la Iglesia y su dinámica misionera» (EG 32). Un encargo para la comunión La Iglesia le encomienda a cada obispo, como sucesor de los apóstoles, que sea pastor, y por tanto garante y difusor de la fe, promotor de la esperanza e impulsor de la caridad en la comunidad cristiana a él encomendada. También se le pide que no ejerza esta misión como “francotirador” ni sólo en comunión efectiva y afectiva con el sucesor de Pedro, sino también con sus hermanos en el episcopado. A tal respecto, el Papa Francisco esta convencido de que hay mucho que aprender de los hermanos ortodoxos y que la colegialidad es aún una asignatura pendiente 50 años después del Concilio que más la promovió (Evangelii gaudium, 246).

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas