logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Escuela de vida y solidaridad

Sebas Revuelta

«Estoy entrenando para volver a ser campeón cuando acabe la guerra»...
«Estoy entrenando para volver a ser campeón cuando acabe la guerra». Imagino que con frases como éstas en plena Segunda Guerra Mundial conseguía Gino Bartali (Florencia 1914-2000) convencer a la policía para que le dejaran seguir con su “entrenamiento”. Y es que de 1943 a 1945 Bartali consigue salvar a aproximadamente un millar de judíos arriesgando su propia vida. Por aquel entonces Gino era ya un personaje admirado en Italia, todo un ídolo (había ganado 2 veces el Giro de su país y una vez el Tour de Francia), pero es que durante aquellos años en los que su carrera ciclista se vio frenada por la cruel guerra, él consiguió proporcionar documentos falsos, que transportaba en los tubulares de su bicicleta, a casi mil judíos, y con ello evitó su traslado a campos de concentración. Ya por este hecho la vida de Gino Bartali merecería ser llevada al cine; parafraseando el título de la multipremiada La lista de Schindler, podríamos titular su película La lista de Bartali. Pero es que su biografía tiene muchos más puntos de interés. De origen humilde, hijo de campesinos, su pasión por la bici y su fe cristiana le acompañan toda su carrera. Al proclamarse campeón del Giro por primera vez en 1936, un periodista le pregunta: «¿Le dedicará esta victoria a Mussolini?», «No –respondió él–, se la dedico a mi familia y a quien vela por la seguridad de todos nosotros: la Virgen María». Le hubiera gustado dedicarse al ciclismo mucho antes, pero tuvo que trabajar para proporcionar ingresos a su familia. No obstante, el hecho de ir ganando carreras terminó de convencer a su familia para que le dejaran ir con su compañera: la bicicleta.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas