logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

«Sed una familia»

Chiara Lubich

Si hoy tuviese que dejar esta tierra y me pidiesen una última palabra para expresar nuestro Ideal, os diría: «Sed una familia».
Si hoy tuviese que dejar esta tierra y me pidiesen una última palabra para expresar nuestro Ideal, os diría –segura de que me comprenderéis en el sentido más exacto–: «Sed una familia». ¿Hay entre vosotros quienes sufren por pruebas espirituales o morales? Comprendedlos como y más que una madre, iluminadlos con la palabra o con el ejemplo. No dejéis que les falte, es más, incrementad alrededor de ellos el calor de la familia. ¿Hay entre vosotros quienes sufren físicamente? Que sean los hermanos predilectos. Sufrid con ellos. Tratad de comprender hasta el fondo sus dolores. Hacedlos partícipes de los frutos de vuestra vida apostólica para que sepan que ellos han contribuido más que los demás. ¿Hay quien muere? Imaginaos que estáis vosotros en su lugar y haced cuanto desearíais que os hicieran a vosotros hasta el último instante. ¿Hay alguien que goza por un logro o por cualquier motivo? Gozad con él para que su consolación no se vea entristecida y el ánimo no decaiga, sino que la alegría sea de todos. ¿Hay alguien que se va? Dejadlo marchar, no sin haberle llenado el corazón de una sola herencia: el sentido de la familia, para que lo lleve adonde esté destinado. No antepongáis nunca ninguna actividad de ningún tipo, ni espiritual ni apostólica, al espíritu de familia con los hermanos con los que vivís. Y adonde vayáis para llevar el ideal de Cristo, para extender la inmensa familia de la Obra de María, lo mejor que podréis hacer es tratar de crear con discreción, con prudencia, pero con decisión, el espíritu de familia, que es un espíritu humilde, que quiere el bien de los demás, que no se envanece…; que es, en fin, la caridad verdadera, completa. Concluyendo, si yo tuviera que separarme de vosotros, dejaría que Jesús en mí os repitiera: «Amaos mutuamente… para que todos sean uno». (25 de diciembre de 1973)


  SÏGANOS EN LAS REDES SOCIALES
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas