logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Instrumentos de paz

David Luque

El sábado 7 de septiembre, la parroquia madrileña de San Jerónimo el Real (Los Jerónimos) acogió una vigilia de oración por la paz celebrada en el marco de la jornada de ayuno y oración convocada por el papa Francisco para implorar la paz en el mundo y especialmente en Siria.
«Si Estados Unidos interviniera, los cristianos ya no tendrían sitio en Siria», afirmó una de las dos jóvenes sirias presentes, cuya intervención constituyó uno de los momentos más emotivos de la tarde. Y es que para la ocasión se las había invitado a que explicaran la relevancia y complejidad del proceso bélico en curso en ese país. «Yo no tenía ni idea de lo que estaba sucediendo allí realmente», comentaba José Antonio Durán, uno de los jóvenes organizadores, «ni de lo que supone para los cristianos del lugar esta guerra». La vigilia comenzó con un breve texto de María Voce, presidenta de los Focolares: «Dos palabras se imponen en estas horas extremadamente dramáticas y peligrosas: compromiso total para responder con la oración y el ayuno al llamamiento del Papa, y agradecimiento hacia él por haber dado voz a los corazones de millones de hombres de todos los credos y pueblos de todas las latitudes». Hacía ya tiempo que también desde estas páginas animábamos a todas las personas, y a los jóvenes en especial, a hacer cada día el Time Out, un minuto de silencio u oración por la paz a las doce del mediodía. Ahora es el Papa quien nos pide que imploremos la paz. En la capilla, silencio acompañado de una música de fondo que elevaba el alma y que interpretaba maravillosamente Pablo Garrido, otro joven madrileño. Entre pieza y pieza, se leyó una selección de textos sobre la paz de figuras tan dispares y tan universales como Gandhi, Martin Luther King, Adolfo Pérez Esquivel, San Jerónimo, Pablo VI, el beato Juan XXIII o San Francisco de Asís, autor de esa célebre y profunda oración que también se leyó y que comienza diciendo: «Señor, haz de mi un instrumento de tu paz».

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas