logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Los pioneros

Loli García Pi

Cumplimos 50
Volver la vista atrás es nostálgico, es una ocasión de ver el camino recorrido y dar gracias a quienes lo han hecho posible. En nuestro caso, la lista sería larga, pero ahora damos la palabra a quienes durante años llevaron acertadamente el timón de esta nave. Gaspar Bruguera y Juan José Tomás, dos de los primeros directores de la revista, nos cuentan alguna “aventura” de sus inicios: «Mi primer contacto con los Focolares –empieza Gaspar– fue en 1962, y en buena parte se “alimentó” de la revista Mariapoli, tan mal traducida del italiano que no era raro encontrar, por ejemplo, “contador” en vez de “contable”. Cautivado por la vida que encontraba en esas páginas, el hecho de que fuera una palabra u otra me resultaba indiferente... Unos años después, fue importante pasar de la Ciudad Nueva trimestral (preparada en Italia y destinada también a Latinoamérica) a la mensual, más contextualizada y en un castellano un poco más correcto». Con treinta años de “vida nocturna” en las redacciones de periódicos (16 en el diario YA) Juan José Tomás conoce a Focolares. «En 1969 –cuenta– Ciudad Nueva se había trasladado de Barcelona a Madrid. Se editaba en ciclostil y se difundía ampliamente en las primeras Mariápolis… Un grupo de voluntarios metíamos la revista en sobres y algunos domingos la vendíamos a la salida de misa. Una de esas mañanas me descubrió mi redactor-jefe del YA en la escalinata de una parroquia. Su sorpresa fue mayúscula. Naturalmente le tuve que explicar qué hacía yo allí. A la siguiente Mariápolis participó con su mujer». De los años al frente de Ciudad Nueva, Juan José recuerda el momento de la legalización e inscripción en el entonces Ministerio de Información, así como las reuniones de la redacción: «...para seleccionar textos y fotografías, revisábamos las pruebas de imprenta; nos esforzábamos por ampliar el número de páginas, ofrecer portadas atractivas, presentar bien la “Palabra de Vida” y el conjunto de secciones. Aspirábamos a lograr la impresión a todo color. Eran muy interesantes las cartas de los lectores, que nos comunicaban problemas y preocupaciones. Redactores especializados comentaban su contenido, tarea que persiste con creciente interés».

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas