logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                    




articulo

Hermanos de Europa

Aurelio Molé y Javier Rubio

Tercera edición de «Juntos por Europa» para afrontar los grandes retos de la historia.
En la historia de la Unión Europea hace ya tiempo que se pasó la etapa adolescente del primer amor, la de hormonas enloquecidas. Hoy los ideales europeos de unidad desde el Atlántico a los Urales parecen apagados y pasados de moda. Aún así, se puede seguir soñando; es bueno para la salud. Sobre todo si los que sueñan son muchos y lo hacen con los ojos abiertos. El hecho es que en Europa la fractura entre los pueblos y sus representantes políticos cada vez es mayor: apenas se conoce la labor que llevan a cabo cientos de parlamentarios europeos y, con raras excepciones, casi ni se conoce la identidad de tales parlamentarios. La tercera edición de «Juntos por Europa», que tuvo lugar en Bruselas el 12 de mayo, pretendía justamente ayudar a colmar el vacío existente entre instituciones y pueblos. Les gusta a los movimientos y comunidades cristianas promotores del evento una idea de Europa que corre por vías paralelas: la de la política y la de las personas –los dos centros de una elipse que podrían relanzar Europa–. Un relanzamiento, por otra parte, urgente y necesario. Sin unidad en el Viejo Continente, también política, se muere toda esperanza sobre el papel que Europa podría tener para el mundo entero. A las puertas de la celebración del evento, Severin Schmidt, miembro del comité organizador, dijo: «Somos una minoría creativa y llevaremos a Bruselas los frutos concretos de los movimientos cristianos europeos en ámbitos como el medio ambiente, la economía, la sociedad y la paz». Por su parte, Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio, considera que los movimientos cristianos presentes en Europa «tienen un cometido especial en hacer que renazca la pasión y la identidad europea desde los vértices políticos, porque o Europa está unida a la hora de afrontar los grandes retos o desaparece de la historia mundial». Tras las ediciones de 2004 y 2007, celebradas en Stuttgart, esta vez los cristianos de distintas Iglesias que pertenecen a movimientos y nuevas comunidades se reunieron en el Salón Dorado del Square Meeting Center de Bruselas, congregando a centenares de representantes del mundo político, cultural y diplomático europeo, así como del ámbito eclesial. El programa, que en buena parte se pudo seguir por internet, contó con las intervenciones de María Voce, presidenta de los Focolares, que disertó sobre la aportación de los eventos «Juntos por Europa», así como la de Romano Prodi, expresidente de la Comisión Europea, que subrayó la aportación que los movimientos cristianos pueden dar a la Europa de hoy.

Leer más



Política protección de datos
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2016 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
CONTACTO

DÓNDE ESTAMOS

   

OTRAS REVISTAS
Ciutat Nuova
Unidad y Carismas