Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
Editorial
Ciudad Nueva
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestra
revista
libro
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
logoBusqueda avanzada por uno o más campos










                 

¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
logoSu bolsa de la compra


  •        - 0 euros


  • El total de productos adquiridos es de 0 euros


                       


    sobre-los-principios
    Precio: 53.00



    Pensar la fe cristiana sin duda implica riesgos, porque puede conducir a afirmar errores; pero renunciar a pensar la fe es ya, en sí mismo, un grave error. 
    El Περὶ ἀρχῶν es el primer intento formal de elaborar, desde la fe cristiana, una respuesta completa y coherente a las grandes preguntas del ser humano.

    Estructurar una síntesis armónica, racionalmente responsable, en un ambiente que veía el cristianismo como «una creencia irracional» (ἄλογος πίστις) era una tarea necesaria y difícil, que fue asumida por Orígenes con tanta genialidad, libertad y honestidad intelectual, y en un período tan temprano del desarrollo de la teología, que el Περὶ ἀρχῶν ha llegado a ser la obra origeniana más controvertida, y su autor, posiblemente, el escritor cristiano más discutido. 

    El tratado Sobre los principios se preocupa más de plantear los problemas teológicos que de fijar definiciones; por eso a veces su valor radica más en el camino que recorre (método) que en su contenido.
    Para Orígenes, la investigación teológica no busca cerrar los problemas, porque la auténtica investigación es un ejercicio espiritual que tiene su fin en sí mismo. Por ello, más que transmitir sus propias soluciones, Orígenes quiere impulsar a sus lectores a recorrer el camino personal de la búsqueda de Cristo, Sabiduría y Verdad. 

    Orígenes se atreve a preguntar sin límites, porque tiene la convicción de la honda armonía entre la razón humana (λόγος) y la Palabra revelada (Λόγος). Nada arbitrario puede haber en Dios: lo que se ve como absurdo (ἄλογος) solo puede ser aparentemente absurdo y provisoriamente absurdo, porque la armonía del Logos siempre resplandece en lo profundo y siempre triunfa en lo definitivo.




    FICHA TÉCNICA

    Preparado por: Samuel Fernández Eyzaguirre

    Publicado por: Editorial Ciudad Nueva

    Edición: 02/03/2015

    Primera edición: 02/03/2015

    ISBN: 978-84-9715-317-1

    Páginas: 1056

    Formato: 15x23,5

    Peso: 1485 gr.

    Se ha dicho de este libro...

    Juan Luis Caballero - Universidad de Navarra        2015-07-28

    Sobre los principios (Peri archon) es, sin duda, una de las obras más importantes de los tres primeros siglos del cristianismo. En ella, Orígenes realiza una exposición orgánica de los puntos principales de su reflexión doctrinal. Desgraciadamente para nosotros, no hemos conservado la obra original en griego, por lo que cualquier estudio sobre ella siempre deberá contar con esta limitación no pequeña. Rufino de Aquileya hizo en su día una traducción al latín, que es el texto de la obra más completo que conservamos. También hizo lo propio San Jerónimo, pero de su trabajo sólo conservamos algunos fragmentos. Para completar,y en cierto modo complicar, el cuadro textual del Peri archon, contamos también con algunos fragmentos en griego, cuya comparación con los textos latinos plantea no pocos problemas. Todo esto, unido a la riqueza y complejidad –a veces delicada por lo que respecta a las posturas doctrinales del contenido del texto–, hacen de la edición de Samuel Rodríguez una empresa de grandes dimensiones, felizmente concluida y explicada con detalles en una generosa introducción (pp. 19-89).

     

     

    En el prefacio al libro, Manlio Simonetti, reconocido experto de la literatura primitiva cristiana, y buen conocedor de esta obra de Orígenes, resalta los retos afrontados y las virtualidades de esta edición del Peri archon en castellano. El estudioso italiano explica, por un lado, el contexto histórico de la recepción y transmisión del texto de Orígenes. Ya desde fines del siglo iii e inicios del siglo iv, Sobre los principios, en cuanto empezó a ser conocido más allá de Alejandría, comenzó a provocar adhesiones y oposiciones.

     

    La polémica se encendió en Oriente por la acusación del obispo de Roma, Fabián, sobre una afirmaciónen torno al destino final del diablo, y por las críticas de Eustacio de Antioquía, que ataca su ratio interpretandi de la Escritura, y Epifanio de Salamina, en el ámbito doctrinal. Más adelante, Jerónimo, en un principio entusiasta del alejandrino, acabará sumándose a las críticas. Este ambiente provocó la pérdida del texto original del Peri archon, y su conservación en una traducción latina, la de Rufino, y en diversos fragmentos en latín y en griego, de muy compleja consideración: dos extensos textos (iii,1 y iv,1-3) transmitidos en la Filocalía de Orígenes, compuesta por Gregorio Nacianceno y Basilio de Cesarea, en torno al año 358; unos fragmentos de la traducción que hizo Jerónimo en 399, y conservados en una carta suya a Avito (Ep. 124); unos fragmentos griegos transmitidos por Justiniano, provenientes de un florilegio de una carta suya a Menas de Constantinopla, en 543; otros fragmentos menores, entre los que destacan las citas de la traducción de Rufino contenidas en un escrito atribuido a San Agustín, De incarnatione et deitate Christi ad Ianuarium (Ia), de fines del siglo vi (véanse las pp. 53-63 de la introducción).

     

     

    La obra de Orígenes consta de cuatro libros. Uno de los temas tratados en la introducción, y resaltados por el mismo Simonetti, hace referencia precisamente a la curiosa estructura del Peri archon y a los títulos y divisiones de cada libro (pp. 64-77). En opinión de Fernández, Orígenes plantea su obra como una presentación racional de la fe cristiana para los creyentes ilustrados de Alejandría. Los «principios» AHIg 24 / 2015 527 reseñas a los que alude el título serían tanto los de la doctrina cristiana como los constitutivos de la realidad. Orígenes pretende, de hecho, integrar la reflexión cristiana en los grandes debates de la filosofía de su tiempo. Es una investigación teológica que no busca cerrar los problemas, y que se realiza con la convicción de que los elementos de la predicación evangélica, si son comprendidos con profundidad, pueden ser organizados en un todo coherente. Sobre los principios no es, por tanto, ni una obra exegética, ni una respuesta a un problema ocasional, ni una obra polémica.

     

     

    En opinión de Fernández, el Peri archon está estructurado según dos grandes ciclos de enseñanza, más el prefacio y la recapitulación. Estos itinerarios son relativamente paralelos y, en términos generales, recorren los mismos temas: Primer ciclo: Dios (i,1-4); las criaturas racionales (i,5-8); y el mundo (ii,1-3); Segundo ciclo: Dios (ii,4-7); las criaturas racionales (ii,8-iii,4); el mundo (iii,5-6) y la Escritura (iv,1-3). Estos itinerarios recorren el camino gradual de conocimiento de un cristiano racionalmente coherente (diferente al cristianismo de los simpliciores), con el objeto de darles una real alternativa frente a la atracción intelectual del sistema gnóstico. Debido a los destinatarios y al sistema pedagógico de Orígenes, no se comienza por las cuestiones más simples, sino por los problemas más acuciantes de los destinatarios, esto es, por las cuestiones derivadas de la aparente discordancia entre fe y razón. Fernández detalla el contenido (pp. 37-40) y las líneas maestras (pp. 40-46) de la obra de Orígenes.

     

    En su introducción, el estudioso chileno dedica también una parte a la vida y las obras del alejandrino, y otra a las particularidades de su edición. Respecto a esto último, se explica que no se pretende reconstruir el texto de Orígenes, sino ofrecer una versión crítica y una traducción anotada de la versión de Rufino, así como de los fragmentos griegos que iluminan aquélla, con especial atención a los extraídos de la Filocalía (pp. 81-82). Tanto Fernández como Simonetti discuten sobre la validez de la traducción de Rufino, de la que él mismo dice que es parcial y adaptada. Tradicionalmente, se ha mirado a este texto con desconfianza, y así lo hizo Paul Koetschau en su edición de 1913. Con el tiempo, se ha visto que el trabajo de este último tenía muchas limitaciones, debido a sus principios de partida de privilegiar la tradición indirecta y de rellenar huecos con textos desiguales extraídos de los anatematismos de 553 a Gregorio de Nisa, al De sectis de Ps. Leoncio, y a otros. La traducción de Fernández se ha basado en nuevas colaciones de manuscritos, enriquecidos por un importante testimonio respecto a las colaciones de Koetschau y a los dos amplios fragmentos de la Filocalía.

     

     

    No se puede sino agradecer a Fernández, profesor de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, el inmenso esfuerzo llevado a cabo durante años, y que nos permite disfrutar de una traducción legible, comprensible y anotada, a una de las obras teológicas más importantes de la historia del cristianismo.

     

     

    Juan Luis Caballero

     

     

    Universidad de Navarra

    Juan Luis Caballero Universidad de Navarra        2015-11-24

    Orígenes, Sobre los principios

    Introducción, texto crítico, traducción y notas de Samuel Fernández

    («Fuentes Patrísticas», 27), Ciudad Nueva, Madrid 1048 pp.

    Sobre los principios (Peri archon) es, sin duda,

    una de las obras más importantes de los tres

    primeros siglos del cristianismo. En ella,

    Orígenes realiza una exposición orgánica

    de los puntos principales de su reflexión

    doctrinal. Desgraciadamente para nosotros,

    no hemos conservado la obra original

    en griego, por lo que cualquier estudio

    sobre ella siempre deberá contar con esta

    limitación no pequeña. Rufino de Aquileya

    hizo en su día una traducción al latín, que

    es el texto de la obra más completo que

    conservamos. También hizo lo propio San

    Jerónimo, pero de su trabajo sólo conservamos

    algunos fragmentos. Para completar,

    y en cierto modo complicar, el cuadro

    textual del Peri archon, contamos también

    con algunos fragmentos en griego, cuya

    comparación con los textos latinos plantea

    no pocos problemas. Todo esto, unido a

    la riqueza y complejidad –a veces delicada

    por lo que respecta a las posturas doctrinales

    del contenido del texto–, hacen de

    la edición de Samuel Rodríguez una empresa

    de grandes dimensiones, felizmente

    concluida y explicada con detalles en una

    generosa introducción (pp. 19-89).

    En el prefacio al libro, Manlio Simonetti,

    reconocido experto de la literatura primitiva

    cristiana, y buen conocedor de esta

    obra de Orígenes, resalta los retos afrontados

    y las virtualidades de esta edición

    del Peri archon en castellano. El estudioso

    italiano explica, por un lado, el contexto

    histórico de la recepción y transmisión del

    texto de Orígenes. Ya desde fines del siglo

    iii e inicios del siglo iv, Sobre los principios,

    en cuanto empezó a ser conocido más allá

    de Alejandría, comenzó a provocar adhesiones

    y oposiciones. La polémica se

    encendió en Oriente por la acusación del

    obispo de Roma, Fabián, sobre una afirmación

    en torno al destino final del diablo, y

    por las críticas de Eustacio de Antioquía,

    que ataca su ratio interpretandi de la Escritura,

    y Epifanio de Salamina, en el ámbito

    doctrinal. Más adelante, Jerónimo, en un

    principio entusiasta del alejandrino, acabará

    sumándose a las críticas. Este ambiente

    provocó la pérdida del texto original del

    Peri archon, y su conservación en una traducción

    latina, la de Rufino, y en diversos

    fragmentos en latín y en griego, de muy

    compleja consideración: dos extensos textos

    (iii,1 y iv,1-3) transmitidos en la Filocalía

    de Orígenes, compuesta por Gregorio

    Nacianceno y Basilio de Cesarea, en torno

    al año 358; unos fragmentos de la traducción

    que hizo Jerónimo en 399, y conservados

    en una carta suya a Avito (Ep. 124);

    unos fragmentos griegos transmitidos por

    Justiniano, provenientes de un florilegio

    de una carta suya a Menas de Constantinopla,

    en 543; otros fragmentos menores,

    entre los que destacan las citas de la traducción

    de Rufino contenidas en un escrito

    atribuido a San Agustín, De incarnatione

    et deitate Christi ad Ianuarium (Ia), de fines

    del siglo vi (véanse las pp. 53-63 de la introducción).

    La obra de Orígenes consta de cuatro

    libros. Uno de los temas tratados en la

    introducción, y resaltados por el mismo

    Simonetti, hace referencia precisamente a

    la curiosa estructura del Peri archon y a los

    títulos y divisiones de cada libro (pp. 64-

    77). En opinión de Fernández, Orígenes

    plantea su obra como una presentación racional

    de la fe cristiana para los creyentes

    ilustrados de Alejandría. Los «principios»

    AHIg 24 / 2015 527

    reseñas

    a los que alude el título serían tanto los de

    la doctrina cristiana como los constitutivos

    de la realidad. Orígenes pretende, de hecho,

    integrar la reflexión cristiana en los

    grandes debates de la filosofía de su tiempo.

    Es una investigación teológica que no

    busca cerrar los problemas, y que se realiza

    con la convicción de que los elementos

    de la predicación evangélica, si son comprendidos

    con profundidad, pueden ser

    organizados en un todo coherente. Sobre

    los principios no es, por tanto, ni una obra

    exegética, ni una respuesta a un problema

    ocasional, ni una obra polémica.

    En opinión de Fernández, el Peri archon

    está estructurado según dos grandes ciclos

    de enseñanza, más el prefacio y la recapitulación.

    Estos itinerarios son relativamente

    paralelos y, en términos generales, recorren

    los mismos temas: Primer ciclo: Dios

    (i,1-4); las criaturas racionales (i,5-8); y el

    mundo (ii,1-3); Segundo ciclo: Dios (ii,4-

    7); las criaturas racionales (ii,8-iii,4); el

    mundo (iii,5-6) y la Escritura (iv,1-3). Estos

    itinerarios recorren el camino gradual

    de conocimiento de un cristiano racionalmente

    coherente (diferente al cristianismo

    de los simpliciores), con el objeto de darles

    una real alternativa frente a la atracción

    intelectual del sistema gnóstico. Debido

    a los destinatarios y al sistema pedagógico

    de Orígenes, no se comienza por las cuestiones

    más simples, sino por los problemas

    más acuciantes de los destinatarios, esto es,

    por las cuestiones derivadas de la aparente

    discordancia entre fe y razón. Fernández

    detalla el contenido (pp. 37-40) y las líneas

    maestras (pp. 40-46) de la obra de Orígenes.

    En su introducción, el estudioso chileno

    dedica también una parte a la vida y las

    obras del alejandrino, y otra a las particularidades

    de su edición. Respecto a esto último,

    se explica que no se pretende reconstruir

    el texto de Orígenes, sino ofrecer una

    versión crítica y una traducción anotada de

    la versión de Rufino, así como de los fragmentos

    griegos que iluminan aquélla, con

    especial atención a los extraídos de la Filocalía

    (pp. 81-82). Tanto Fernández como

    Simonetti discuten sobre la validez de la

    traducción de Rufino, de la que él mismo

    dice que es parcial y adaptada. Tradicionalmente,

    se ha mirado a este texto con

    desconfianza, y así lo hizo Paul Koetschau

    en su edición de 1913. Con el tiempo, se

    ha visto que el trabajo de este último tenía

    muchas limitaciones, debido a sus principios

    de partida de privilegiar la tradición

    indirecta y de rellenar huecos con textos

    desiguales extraídos de los anatematismos

    de 553 a Gregorio de Nisa, al De sectis de

    Ps. Leoncio, y a otros. La traducción de

    Fernández se ha basado en nuevas colaciones

    de manuscritos, enriquecidos por un

    importante testimonio respecto a las colaciones

    de Koetschau y a los dos amplios

    fragmentos de la Filocalía.

    No se puede sino agradecer a Fernández,

    profesor de la Facultad de Teología

    de la Pontificia Universidad Católica de

    Chile, el inmenso esfuerzo llevado a cabo

    durante años, y que nos permite disfrutar

    de una traducción legible, comprensible y

    anotada, a una de las obras teológicas más

    importantes de la historia del cristianismo.

    Juan Luis Caballero

     

    Universidad de Navarra

    Sobre el autor


    Orígenes Orígenes
    Una de las figuras más grandes de la antiguedad cristiana, por fecundidad literaria y doctrina teológica, nació en torno al año 185, probablemente en Alejandría. Desde su juventud, fue iniciado en la lectura de la Escritura y, a los dieciocho años, puesto por el obispo Demetrio al frente de la escuela catequética. En el año 232, después de algunas vicisitudes, relacionadas con su ordenación sacerdotal, se estableció en Cesarea, donde fundó una escuela que se hizo famosa en todo el Oriente. Murió en el 253, a causa de las torturas sufridas durante la persecución de Decio. Orígenes se destaca notablemente entre los autores de la era patrística, no sólo por su agudeza de ingenio y originalidad de pensamiento, sino también por su extraordinaria experiencia de fe. Atento a los problemas de su tiempo, se atrevió a proponer en síntesis profunda y armoniosa, sobre todo para la cultura de la época, los puntos fundamentales de la doctrina cristiana, yendo de la teología a la exégesis, a la eclesiología, a la mística y elevando de manera muy notoria la cultura cristiana. Es, sin embargo, el intérprete del Texto Sagrado que recoge los sentidos más recónditos y sublimes, que se desvelan, según sus propias palabras, a quien progresa paralelamente en el estudio y en santidad de vida.


    Editorial Ciudad Nueva
    C/ José Picón, 28
    28028 Madrid (España)
    info@ciudadnueva.es

    Aviso legal
    Mapa de la Web
    Política de cookies
    Condiciones de compra y devolución
    @2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados

    facebook