Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Hablando de
Noviembre - 2007


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

LA FAMILIA - Algo bueno por los demás

Leticia Grita




Mi marido vuelve a casa cada noche sólo porque no tiene otro sito adonde ir. No hace más que exigir y nunca escucha ninguna de mis inquietudes ni mis intentos de explicarle las cosas. Algunas personas buenas me han aconsejado que soporte y perdone, y así me paso el día tratando de olvidar los desaires de la noche anterior. ¡Y menos mal que no tenemos hijos...! ¿Se puede seguir así? ¿Qué es mejor: arrastrar la situación sin meter ruido, o darle con la puerta en las narices?” C. F. Nadie tiene recursos ilimitados. Ciertamente, el esfuerzo que diariamente hemos de poner sobre el tapete debido a las dificultades apela a nuestra libertad y a nuestra creatividad. Por eso es absolutamente necesario recargar las pilas. Además, en situaciones tan agotadoras como la suya, cuando la expectativa de ser comprendida se ve regularmente defraudada, no basta con la buena voluntad. Ofrecer posibilidades de diálogo a quien no quiere tenerlo es como hacer surcos en el agua: te cansas y nunca ves el fruto. Pero a veces cabe la posibilidad de abrirse paso por otra parte, encendiendo nuevos canales de comunicación: una persona amiga, un psicólogo, un asistente social, o incluso la vecina de enfrente, que a su vez está esperando que alguien le hable. Nuestros recursos pueden recargarse gracias a unas relaciones constructivas que nos abran las puertas hacia un horizonte aún no explorado. Puede ser que en la parroquia necesiten que les echen una mano, aunque sea para pequeñas cosas, o que en la residencia de ancianos requieran voluntarios para ocuparse de los que reciben pocas visitas, o a lo mejor hay en el barrio un centro para atender a los vagabundos y a la gente sin techo... Basta abrir bien los ojos y probar alguna de estas cosas. A menudo vuelven a aparecer aptitudes de las que uno se había olvidado, y así aumenta la confianza en uno mismo y en el prójimo; uno aprende de los demás y con ellos podemos compartir nuestros talentos y nuestras experiencias. No sería raro que todo esto llegue a ser una forma de presentarse luego en casa de una forma nueva, como una persona serena, no agobiante y capaz de estar en pie por sí sola. En consecuencia, las relaciones cambiarán lentamente y no es raro que incluso la pareja tenga ganas de implicarse en eso de “hacer algo bueno por los demás”, como diría la Madre Teresa. Son pequeñas aperturas hacia lo social que gratifican y que a veces reconstruyen la pareja. ¿Ilusiones? Pruebe y luego nos lo cuenta. Leticia Grita


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook