Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Palabra y vida
Noviembre - 2007


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

“Lo que hago está impregnado de amor”

Chiara Lubich


“Y ¿cuál es la gran nación cuyos preceptos y normas sean tan justos como toda esta Ley…? ( Dt 4, 8)

Palabra de vida - noviembre 2007 Para el pueblo de Israel, el camino durante cuarenta años a través del desierto, fue un tiempo de prueba y de gracia. Dios purificó su corazón y le mostró su inmenso amor. Ahora cuando está a punto de entrar en la tierra prometida, Moisés evoca la experiencia vivida. Recuerda de manera especial el don más grande que recibieron juntos: la ley de Dios, resumida en los Diez Mandamientos, e invita a todos a ponerla en práctica. Mientras expone las enseñanzas de Dios, Moisés se queda sorprendido al ver lo cercano que está Él de su pueblo, cómo se cuida de él y le ha enseñado normas de vida muy sabias y exclama: “Y ¿cuál es la gran nación cuyos preceptos y normas sean tan justos como toda esta Ley…? Dios ha grabado su ley en el corazón de cada persona y ha hablado a todos los pueblos de maneras diferentes y en tiempos diferentes. Todos los hombres pueden gozar del amor que Él ha manifestado a cada uno de ellos. Pero, no siempre es fácil acoger el designio de Dios sobre la humanidad. Por esto, Dios ha elegido a un pequeño pueblo, el de Israel, para desvelar más claramente su plan. Luego, ha enviado a su Hijo, Jesús, que ha revelado en plenitud el rostro de Dios manifestándolo como Amor y condensando su ley en el único mandamiento del amor a Dios y al prójimo. La grandeza de un pueblo y de todo hombre se expresa en la adhesión a la ley de Dios con un “sí” realmente personal. Adhesión que no es una superestructura artificial, ni tampoco una alienación; no es un resignarse a una suerte más o menos buena, ni siquiera sufrir una fatalidad, como si se pensase: así está establecido, así debe ser, es inevitable. No, es lo mejor que se puede pensar para el hombre. Es cooperar para que surja el gran designio que Dios tiene sobre él y sobre la humanidad entera: hacer de ella una sola familia unida por el amor, y llevarla a vivir su misma vida divina. Nosotros también podemos entonces exclamar como Moisés: “Y ¿cuál es la gran nación cuyos preceptos y normas sean tan justos como toda esta Ley…? ¿Cómo vivir, durante el mes, esta Palabra de vida? Yendo al corazón de la ley divina que Jesús sintetizó en el único precepto del amor. Y si repasamos los Diez Mandamientos que Dios nos dio en el Antiguo Testamento, podemos constatar que amando verdaderamente a Dios y al prójimo, los cumplimos todos y a la perfección. ¿Acaso no es verdad que quien ama a Dios no puede admitir a otros dioses en su corazón? ¿Que quién ama a Dios dice Su nombre con sacralidad y no en vano? ¿Que quién ama es feliz de poder dedicar al menos un día a la semana a Aquél que más ama? ¿Acaso no es verdad que quien ama a cada prójimo no puede no amar a sus padres? No es evidente que quien ama a los demás no se pone en situación de robarles, ni de matarles, ni de aprovecharse de ellos para sus placeres egoístas, ni de decir falsos testimonios en contra de ellos? ¿Acaso no es verdad también que su corazón está ya lleno y satisfecho y no siente el deseo ciertamente de los bienes y de las criaturas de los demás? Y así: el que ama no comete pecado, cumple toda la ley de Dios. He tenido experiencias de esto varias veces en mis viajes en contacto con pueblos y etnias diferentes. Recuerdo, sobre todo, la fuerte impresión que me dejó el pueblo Bangwa en Fontem, Camerún, cuando en el 2000 acogió de una manera nueva la invitación a amar. Durante el día, de vez en cuando, preguntémonos si nuestras acciones están informadas por el amor. Si es así, nuestra vida no será en vano sino una aportación al cumplimiento del designio de Dios sobre la humanidad. Chiara Lubich


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook