Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Mirador
Octubre - 2007


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Desarmar la historia

Miguel Galván


"Historia del otro" es un manual de historia para escolares que tiene en cuenta el punto de vista de la otra parte. Una iniciativa muy valerosa en el contexto del conflicto arabe-israelí.

Pasos de hormiga... Puede ser, pero ellos los han dado. Han puesto en el punto de mira algo bien sencillo: que la mejor inversión de futuro son los más jóvenes, los niños, aunque sea en medio del dramático, sangriento y enervante conflicto que afecta al pueblo palestino y al estado israelí. Y es que los niños van al colegio, claro está. Allí estudian, o tendrían que estudiar, la historia. Los manuales de historia, aun en tiempos de paz, suelen dar pie a muchas controversias, pero en los países donde hay guerra frecuentemente se transforman en instrumentos de propaganda, pues despliegan un nacionalismo provocador, de modo que victimizan la parte propia y culpabilizan siempre a la otra, e ignoran las razones del adversario, que normalmente aparece tildado de "malvado". Estos profesores a los que queremos conocer han decidido ir a contracorriente y escribir un manual de historia que tenga en ccuenta el punto de vista del otro, que exponga sus razones. Se han ocupado de esa zona del Oriente Próximo en donde, desde hace décadas, los héroes de un lado son unos monstruos para el otro, donde la identidad propia se basa con mucha frecuencia en la contraposición con el enemigo, donde las iniciativas aperturistas pueden ser interpretadas como traiciones. ¿De quiénes estamos hablando? Se trata de dos profesores universitarios, el palestino Sami Adwan, que imparte clases en la universidad de Belén, y el israelí Dan Bar-On, de la universidad de Beer Sheva. Hace unos años fundaron el Prime ( Peace Research Institute in the Middle East)1 en Beit Jala, dentro de los territorios autónomos palestinos y dependiente de la escuela cristiana Talitha Kumi. Se trata de una organización no gubernamental palestino-israelí cuyo objetivo es ayudar a salvaguardar la cooperación entre ambos pueblos, a pesar del conflicto que los divide. Dan Bar-On ha sido miembro de un kibutz durante veinticinco años: estudiaba y al mismo tiempo trabajaba en el campo. Sami Adwan proviene de una familia musulmana practicante, ha estado en las cárceles israelíes acusado de activista y ha estudiado en Jordania y Estados Unidos, adonde emigró con su mujer y sus siete hijos. Gracias al esfuerzo creativo de Adwan y Bar-On ha salido a la luz un manual escolar, Historia del otro, cuya finalidad es la de "desarmar" la historia mediante el antídoto de la confianza y la atención a la posición del otro. Dice el profesor Dan: «Desde hace tiempo existe en los medios de comunicación israelíes una operación de demonización sobre los libros palestinos, sin tener en cuenta que muchos de esos libros los proporcionan Egipto y Jordania. Lo mismo ocurre en el lado palestino. Recuerdo que en una de nuestras reuniones nos dimos cuenta de la desagradable sensación de tener que estar defendiéndonos continuamente. Por eso salió la idea de intentar elaborar un texto juntos. Si bien es muy pronto para pensar que israelíes y palestinos tengan un mismo texto, al menos creemos que ya es hora de empezar a reconocer que el otro tiene una versión distinta de los hechos». Este manual de historia tiene su génesis en una serie de reuniones de profesores y alumnos de uno y otro pueblo, que empezaron en 2000, primero con el fin de conocerse recíprocamente y contrastar sus respectivas visiones de la historia, y luego con el objeto de redactar un texto conjunto. ¡Ardua labor! Desde el punto de vista gráfico, el manual describe en paralelo las dos versiones en páginas enfrentadas: la página de la izquierda está escrita en árabe y la de la derecha en hebreo. Obviamente, uno puede dejar de leer una u otra, pero no le pasará inadvertida. En medio de cada página hay un espacio en blanco donde el alumno puede escribir sus propias reflexiones. Dice Sami: «Los textos escolares son el depósito del saber legitimado, del conocimiento acerca de la nación; pero en situaciones de conflicto salta un mecanismo particular por el que sólo mi narración es la legítima, la verdadera, la justa». Y añade Dan: «Se requiere que ambas partes se sientan a gusto con su propia narración. Una vez que se sientan seguras, se puede luego empezar a dialogar con la versión del otro. Durante la elaboración hubo quien denunció que la versión palestina sonaba a veces a propaganda, pero inmediatamente se planteó: "¿Podría ser que nuestra narración también les suene a ellos a propaganda?". Porque es verdad, es exactamente así. Pero bueno, basta reconocer que son dos versiones-propaganda. Y a partir de ahí se pudo empezar a explicar y justificar la historia de uno mismo. Yo creo que, si al final del proceso hay estudiantes capaces de respetar la narración del otro, será un gran éxito». El profesor Sami, por su parte, manifiesta que no sabe «cuánto influirá esta iniciativa nuestra, pero ya es algo, porque actualmente estamos en una situación en que una comunidad no sabe nada de la otra, y se limita a demonizarla y a deslegitimarla. Cada cual se cuece en su propio victimismo, pero de nada sirve estar continuamente sintiéndose víctimas. Nada bueno puede salir de se semejante actitud. Tenemos que aprender a reconocer nuestra dignidad, nuestras aspiraciones y también nuestros errores». El diálogo implica, antes que nada, aceptar la presencia del otro. Decía Martin Buber: «Un diálogo verdadero se produce cuando el interlocutor ve en el otro -incluso cuando está en contraposición- a alguien que existe, y lo aprueba y confirma como tal». Pero en Oriente Próximo aún están muy lejos de esto. Allí se pelean sin ni siquiera nombrarse, por temor a que si llaman al adversario por su nombre lo pueden reconocer y otorgarle el derecho a existir. Por ese motivo, en lugar de "Israel", palabra tabú para mucha gente, se utiliza un término inquietante y fantasmagórico: "entidad sionista". La otra parte, muchas veces no reconoce que los palestinos son un pueblo, sino una inmaterial "parte árabe de la población". En este escenario la iniciativa de Dan y Sami es sin duda una enormidad. Me viene a la mente el tiempo antiquísimo en que un hombre llamado Abram recibió la promesa divina de una tierra: «A tu descendencia le daré este país». Abram fue allí y se percató de que en esa tierra ya vivía otra gente. Tuvo que llegar a acuerdos con los locales a propósito de las fuentes y los pastos, tuvo que comprar tierras y a veces hasta guerrear. El hecho de que la Tierra Prometida no estuviera deshabitada ha tenido a lo largo de la historia consecuencias trágicas. Pero sin entrar en la enredadísima trama histórica y política, es interesante notar que Dios le prometió a Abram una tierra y se la concedió. Pero esa tierra no es sólo para él, sino que la tiene que compartir con otros. Es como todos los dones de Dios: nunca son para beneficio exclusivo de quien los recibe. Siempre hay que tener en cuenta a los demás. Y esto nunca es fácil. Pero es lo que pretende hacer La historia del otro. ¿Pasos de hormiga? Bueno, pero los han dado. 1) http://www.vispo.com/PRIME/


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook