Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Editorial
Octubre - 2009


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Desarrollo integral

Vera Araújo


En medio del maremágnum de noticias con las que los medios de comunicación (no todos) compiten para confundir a la gente, Benedicto XVI ofrece palabras claras y comprensibles en su última encíclica “Caritas in veritate”.

En medio del maremágnum de noticias con las que los medios de comunicación (no todos) compiten para confundir a la gente, Benedicto XVI ofrece palabras claras y comprensibles en su última encíclica “Caritas in veritate”. Se podrá estar de acuerdo o no, pero nadie puede negarle coherencia al Papa ni el esfuerzo por decir las cosas como son. Puede hacerlo porque su deber, que es a la vez su propósito, es orientar las conciencias y, entre otras cosas, proponernos a todos que cambiemos nuestro estilo de vida. Y no puede sino ser así, porque la crisis actual no es sólo un hecho económico, sino un problema ético. Para cambiar nuestro estilo de vida se requiere que usemos la inteligencia y la voluntad para tomar decisiones bien precisas, individual y colectivamente. Tenemos que elegir entre vivir según nuestras posibilidades reales y sin endeudarnos insensatamente o no; entre descubrir el bienestar fuera de las cosas materiales, en las relaciones sociales positivas, en la solidaridad y en la gratuidad o no; entre administrar nuestro planeta con cuidado por el bien de las futuras generaciones o no; entre vivir mejor la igualdad y la justicia por lo que respecta al trabajo, a la producción y a la distribución de los bienes de la tierra o no; entre dejar de mirarnos con desconfianza calificándonos como emigrantes, extranjeros o, peor aún, de raza inferior o superior o no; entre reconocernos unos a otros como seres humanos y, para los creyentes, como hijos del mismo Padre, que ama a todos, o no. Y la lista no es exhaustiva. Pues bien, si no se siguen estas opciones –el Papa lo dice claramente en su encíclica–, nos esperan peligros inimaginables y sufrimientos hasta ahora desconocidos. ¿Catastrofismo? ¡En absoluto! Más bien, sano realismo para que abramos los ojos y pongamos manos a la obra. El procedimiento es sencillo y complejo, conocido e ignoto: la caridad en la verdad. Esa caridad sencilla pero madura, inteligente para aprovechar las “ocasiones”, voluntariosa y delicada, respetuosa e imaginativa. Una caridad abierta para acoger a cualquier persona, para hacerla sentirse a gusto, que está dispuesta a compartir, a ayudar, a asistir, incluso a defender. Un reto a la altura del hombre, que nos interpela a dar lo mejor de nosotros mismos en todo momento, tanto en la vida diaria como en los momentos cruciales. Si es así, entonces sí que podemos ser optimistas y realistas a la vez; sí que podemos confiar en nuestras capacidades, en nuestra potencialidad y en Dios, que nos acompaña con su amor, su perdón y su misericordia. Una invitación a hacer lo mismo con nuestros hermanos de viaje.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook