Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Hablando de
Mayo - 2009


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

FAMILIA

Julia Perales


Echo de menos el deporte

Tengo treinta y cuatro años. Siempre he hecho montañismo pero tuve que dejarlo hace unos meses porque esperamos un hijo. Es una gran alegría, pero echo de menos el deporte. Me pregunto si entre los deberes maternales figura el tener que renunciar a esta pasión, objetivamente peligrosa, que siempre me ha servido de válvula de escape de la tensión acumulada. B. M. V. El planteamiento tuyo atañe a un aspecto determinado, como es el deporte, pero el hecho es que, ante la maternidad, toda mujer tiene que optar y resolver preocupaciones. Esperar un hijo transforma el físico y la mente de la mujer, y cuando llega, también las relaciones con los que la rodean, empezando por su marido, que ya no es sólo su cómplice pareja, sino el padre de su hijo. Necesariamente, el ámbito de la vida privada se verá reducido ante esta nueva responsabilidad. De hecho, no será siempre fácil encontrar tiempo para hacer deporte, sea el que sea, o para ir al cine, o incluso, aunque uno se quede en casa, para ver el telediario o leer un libro. A quien lo ve desde fuera o a quien le ocurre por primera vez, esta situación puede parecerle una renuncia excesiva y absurda, incluso inútilmente heroica. En cambio, quien la vive, como tú bien dices, experimenta una profunda alegría: ese pequeño ser que depende totalmente de la madre parece que ya es capaz de devolver el amor que está recibiendo. Y ésta es una experiencia tan gratificante que te hace estar dispuesta a todo. Por parte, ser madre no significa encerrarse entre las cuatro paredes de casa. El hecho de seguir manteniendo unos intereses personales y unos compromisos sociales, compartiendo con el marido las tareas familiares, da oxígeno y enriquece a todos. El sentido común, el instinto materno y, sobre todo, el diálogo abierto con tu pareja, te guiarán. Y no te preocupes por tener inmediatamente soluciones milagrosas. Cuando se ve desde lejos, una determinada situación puede parecernos insoportable. En cambio, cuando nos vemos dentro de ella y la iluminamos con el amor recíproco, ocurre como en las escaladas: descubres los puntos de apoyo para poder seguir subiendo, aunque sólo estén insinuados... Lo que nos hace libres no es hacer una cosa u otra, sino caminar por el camino del amor, que es para lo que estamos en este mundo.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook