Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Mirador
Abril - 2009


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Elecciones autonómicas: Todo puede ser diferente

Juan Félix García Amigot (miembro del MPpU)


El último proceso electoral en el País Vasco y Galicia ha dejado importantes novedades en los gobiernos de estas comunidades. Una reflexión sobre las opciones de gobierno en el País Vasco.

La campaña electoral se vivió de una manera más sobria que en otras ocasiones. Dentro de un escenario marcado por la crisis económica, la contienda electoral se destacó por el carácter continuista de los discursos y la poca originalidad a la hora de proponer soluciones para los temas más candentes. Si bien ciertos partidos retocaron sus estrategias para dirigirse a sectores de la sociedad que consideraban interesantes o más acordes con sus idearios, la nota predominante fue una marcada decantación hacia dos fuerzas políticas, una definida nacionalista (PNV) y otra llamada constitucionalista (PSE). Posiblemente este hecho, unido con la desaparición del escenario político de un partido que represente a la izquierda abertzale, contribuyó a la concentración del voto en las candidaturas de estos partidos. El empecinamiento de este grupo en seguir sin condenar la violencia y en seguir a pie juntillas la estrategia de ETA, junto con la ayuda de la Ley de Partidos, que ilegalizó a última hora las candidaturas presentadas por Askatasuna y D3m (Demokrazia 3 milloi), contribuyeron a que una minoría de ciudadanos (100.000 votos nulos) se quedasen sin voz en las instituciones. Esta situación denota además dos maneras de concebir el escenario político: los que prefieren un gobierno nacionalista continuista a la coyuntura anteriormente existente, y los que están deseando que se produzca un cambio de aires. ETA volvió a irrumpir en la campaña electoral con una serie de atentados, luego justificados en una serie de siniestros comunicados en los que, junto con invitaciones a “unirse a la lucha” afirman que “ETA quiere el diálogo y la paz”. Todo ello contribuye a que se siga respirando un ambiente político y social en el País Vasco carente del necesario sosiego que requieren unas elecciones. La noche electoral dio una amplia victoria al PNV, que pasa a tener 30 parlamentarios. Pero este resultado está lejos de la mayoría absoluta. El PSE sigue como segunda fuerza política con 25 escaños, 7 más que en los comicios de 2005; luego el PP, que pierde 2 representantes en la cámara vasca, quedándose en 13. Pero la sorpresa de la noche fue el mal resultado obtenido por la candidatura nacionalista de EA, que pasa a tener sólo 1 representante de los 7 que tenía en el pasado. Posiblemente su decisión de concurrir en solitario y su acentuado mensaje independentista en esta campaña han marcado el escaso apoyo de los votantes. Otra derrota fue la experimentada por el partido de Madrazo, Ezker Batua (Izquierda Unida), que se queda con 1 solo representante de los 3 que tenía. Por otra parte Aralar, el partido nacionalista de izquierdas que se erige en la alternativa a la izquierda abertzale desmarcándose claramente del apoyo a la estrategia violenta de ETA, pasa de 1 a 4 escaños y asegura su presencia en todo el territorio vasco. Posiblemente esta fuerza política ha arrastrado parte de los antiguos votantes de EA. Y el partido de Rosa Díez, UpyD consigue presencia en la cámara vasca con 1 escaño. Las posiciones alcanzadas por los diferentes partidos en el escenario vasco obligan a hablar de alianzas y pactos para asegurar la gobernabilidad en los próximos años. Hay muchas interesantes posibilidades, pero todas ellas adolecen de alguna debilidad. A la fecha de redacción de este artículo ha comenzado el baile de los partidos, la rueda de contactos, las declaraciones y la presentación de posicionamientos públicos. Entre ellas citamos algunas. Una posibilidad está en la alianza PNV-PSE que, en opinión de un sector de la sociedad, daría una posición de clara estabilidad (mayoría absoluta con 54 parlamentarios), tanto en el panorama vasco como en el del resto del Estado. El proyecto representaría además la convivencia de las corrientes que aglutinan los dos partidos mayoritarios del País Vasco. Este pacto recuerda al que ya hubo en el pasado entre los partidos que lideraban el lehendakari José Antonio Ardanza (PNV) y Ramón Jáuregui (PSE-PSOE), si bien las circunstancias actuales son distintas. Otra posibilidad la constituye el pacto entre PSE y PP. Según sus defensores, este gobierno obtendría la mayoría absoluta, con la ventaja de confluir las corrientes llamadas constitucionalistas del País Vasco. Pero la trayectoria de oposición y frecuente confrontación entre estas dos fuerzas en el ámbito del Estado (incluso en política antiterrorista) podría hacer inviable una convivencia pacífica en el gobierno autonómico. Otra solución podría ser un apoyo puntual del PP a favor de la candidatura a lehendakari de Patxi López sin compromiso de cesión de consejerías a los primeros. Este gobierno sería muy inestable, y obligaría a luchar y pactar cada una de las propuestas a presentar. Otra posible opción la representa la unión de los 37 votos de PNV, EA, EB y Aralar para formar un gobierno de coalición marcadamente nacionalista pero a falta de un representante para tener la mayoría absoluta. Esta coalición, como la anterior, sería “monocromática”. Desde el Movimiento Político por la Unidad mantenemos la esperanza de que en esta nueva legislatura que inauguramos contemos con iniciativas y propuestas que nos permitan restablecer la libertad y puedan contribuir a normalizar nuestra convivencia. No sólo es necesario un cese de la violencia terrorista. También le debe acompañar una actividad política más cooperativa, constructiva y menos partidista. Una actividad política más acorde con lo que está en juego en el escenario vasco. Siempre es tiempo para las sorpresas y esperemos que éste sea un buen momento para las mismas. A pesar de que las mutuas descalificaciones que hemos estado escuchando durante la campaña electoral nos hacen pensar que esto no va a ser así, siempre hay que mantener la esperanza de que todo puede ser diferente.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook