Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Código 20
Febrero - 2009


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Hace falta un milagro

Ana Moreno Marín


Crisis en Oriente Próximo

Siempre he pensado que la esperanza es lo último que se pierde. La frase está muy desgastada, pero cristianamente entendida, encierra un significado muy profundo. El hombre tiene que poner todo el empeño y los medios necesarios, pero dejar abierto el camino a la intervención divina. Miles, millares, infinitas oraciones son necesarias en Gaza y en Oriente Próximo. ¿Cómo puede ser que la tierra predilecta de Dios sea escenario de tanta violencia? La convivencia interreligiosa de la que debe ser testimonio esa tierra no sólo es difícil, sino que parece imposible. Gaza es la punta del iceberg de un problema que data desde hace años, siglos. Es la eterna disputa entre palestinos e israelíes. Tanto derecho tienen unos como otros a vivir en esa tierra en la que sus pueblos se han forjado y desarrollado. Gaza ha sido considerado como un gigantesco campo de concentración, entre otros, por el Cardenal Renato Martino, presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz y embajador del Vaticano ante la ONU, debido al bloqueo que ha llevado a cabo Israel (suministro energético y de materias y alimentos básicos que han creado crisis humanitarias como la de marzo de 2008). Hamás desde su fundación ha llevado a cabo labores sociales con la población palestina de Gaza y a través de ella ha visto reforzada su actuación. La organización se encarga de cuidar y mantener económicamente a los familiares de sus activistas y militantes, cuenta con una amplia red de escuelas coránicas y centros de atención, y acostumbra a repartir comida entre la población en las épocas de mayor crisis económica, que en los últimos años y meses no han hecho sino sucederse. Pero no podemos obviar el hecho de que Hamás no reconoce la legitimidad del estado israelí y lo combate mediante operaciones violentas. Israel del otro lado, sufre ataques terroristas contra sus tierras. Hamás rompe la tregua e Israel responde. Lo más triste es que después de más de mil muertos y 5.000 heridos, la destrucción parece ser el único efecto de esta ofensiva. "Israel dice que sólo pretende eliminar a los factores terroristas. Pero hay razones para dudar de si el resultado de su demostración de fuerza será ése o precisamente el contrario. ¿Cómo logrará que este dolor que está infligiendo a los palestinos no se convierta en más odio y en más generaciones conjuradas contra la paz?", apuntaba un diario español de gran tirada. Hablando con jóvenes de Palestina, queda patente que el dolor, la rabia y el odio comienzan a calar hondo. Y la desesperanza, también. Lo cierto es que todo parece indicar que esta nueva guerra no pondrá fin a una situación de fondo que no se soluciona con el pasar de los años y de los conflictos. ¿Se volcará esta vez toda la comunidad internacional, los países de Oriente Medio, los gobiernos de ambas partes, los propios ciudadanos, todos sin excepción, en una búsqueda de la solución con el único objetivo de la paz, la convivencia armónica y el entendimiento? Hace falta un milagro. Pero no podemos perder la esperanza, el mal no puede vencer al bien. La guerra nunca puede ser la solución a los problemas. El camino del diálogo es más lento, pero más fructífero y sólido. Hay en la historia ejemplos de imposibles que demuestran que sin esperanza y tesón el hombre no es nada. Que todos los santos y el ejemplo de grandes figuras como Gandhi o Martin Luther King nos ayuden, les ayuden. Confiemos, recemos y creamos en que Dios nunca nos abandona.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook