Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Escaparate
Febrero - 2009


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

LIBROS

Abelardo Velasco; Juan Zumeta


MEMORIAS DE GODOY; EL HOMBRE DE VILLA TEVERE

MEMORIAS DE GODOY. Enrique Rúspoli. Ed. La Esfera de los Libros, Madrid, 2008. 1.048 págs. Documento imprescindible para historiadores y para conocer de primera mano lo que sucedió en un periodo de nuestra historia: la situación política de España previa a la invasión francesa. La defensa que Godoy hace de su persona y su política es reiterativa, minuciosa, farragosa... y tardía, porque la deformación de los hechos ya había tomado cuerpo. El Príncipe de la Paz se había comprometido a “no escribir nada en descargo propio ni de los reyes” hasta que éstos y su hijo, Fernando VII, hubiesen desaparecido. Fernando falleció en 1833, a los cuarenta y ocho años, y ya habían transcurrido veinticinco desde la abdicación de Carlos IV y su destierro, acompañado por su valido. Las Memorias se publicaron entre 1836 y 1842. Napoleón supo manipular hábilmente las diferencias entre Carlos IV y Fernando VII, y Godoy vio el peligro: la desmesurada ambición del Emperador y su desmedido ego. En sus Memorias, refiere pormenores de la Corte, las ambiciones de Fernando VII, las maquinaciones de sus asesores, el canónigo Escoiquiz y el Conde de Toreno, y las malas artes del embajador de Francia y su innegable esfuerzo para convencer a Carlos IV de las pretensiones del Emperador. Con la misma minuciosidad narra el motín de Aranjuez, la abdicación del rey y el nombramiento del nuevo monarca, así como la marcha a Bayona, que supuso el principio del destierro para los reyes y la peregrinación de ciudad en ciudad para el propio Godoy, fiel a sus soberanos hasta la muerte. Murió en París en la indigencia más absoluta. En cuanto a lo que sucedió en Bayona (renuncia al trono por Fernando VII y renuncia de Carlos IV a la corona española en favor de Bonaparte) habría que conocer bien la situación psicofísica de Carlos IV para comprender e incluso justificar su proceder. El pueblo español con su patriotismo deshizo el entuerto. La impresión que dejan los hechos es que el monarca no estuvo a la altura de las circunstancias; pero podría alegarse que no quiso ocupar su trono a sangre y fuego, como Napoleón le proponía, dándole a elegir entre “los cadáveres sangrientos de sus enemigos sublevados o cederle sus derechos”. Carlos IV prefirió el destierro. Era ya un anciano, achacoso “enfermo y dolorido de alma y cuerpo”, que se encontraba solo y abandonado, sin generales, ni soldados, en un país que no era el suyo. Tenía enfrente al todopoderoso Napoleón y en contra a sus dos hijos mayores y a su hermano. No era más que un rey caído. Algunos han considerado que actuó como un pusilánime. Lo cierto es que su buen hacer a lo largo de su reinado se vio empañado por esta actuación última. Abelardo Velasco EL HOMBRE DE VILLA TEVERE. Pilar Urbano. Ed. Planeta, Madrid, 2008. 538 págs. Biografía, o mejor hagiografía, del fundador del Opus Dei, san Josemaría Escrivá, y al mismo tiempo una historia incompleta de su Obra, porque son inseparables. La autora, muy comprometida con el sujeto de su biografía, traza un perfil muy completo, con detalles íntimos e inéditos que ayudan a conocer el sentido de la Obra, que según personas autorizadas fue concebida con un siglo de anticipación. Tanto el fundador como su obra han sido muy criticados, no sólo por personas e instituciones ajenas a la Iglesia, sino también por católicos e instituciones eclesiales. La autora no desciende a detalles, sino que se limita a describir los hechos desde su punto de vista. Es posible que, aunque tenga razón, prescinda de aspectos que podrían, si no justificar, sí disculpar a los críticos. Es opinión difundida que el Opus Dei es una entidad rica; y puede ser verdad, dado el número de afiliados de elevada posición económica que contribuyen con grandes sumas a sus actividades. Pero se olvida o desconoce que al principio pasó graves penurias, que el fundador y los primeros asociados sobrellevaron con espíritu evangélico. La auténtica novedad del Opus Dei no es el principio de la vocación universal a la santidad de todo cristiano. Este principio es tan antiguo como la Iglesia misma: “Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto” (Mt. 5, 48). Pero en determinadas épocas de la Iglesia se exaltó tanto las vocaciones religiosa y sacerdotal que casi parecían las únicas para la santidad, y el seglar quedaba relegado a un segundo plano. Esa tesis nunca fue enseñada por la Iglesia. Es más, hubo santos de gran relevancia doctrinal, como Tomás de Aquino, Francisco de Sales o Ignacio de Loyola, entre otros, que mantuvieron que el llamamiento a la santidad era para todos los cristianos en virtud del sacramento del bautismo, que infunde la gracia santificante. ¿Cuál es, entonces la originalidad de Opus Dei? En mi opinión, está en que el principio de la vocación universal a la santidad no sólo es fundamental en su doctrina espiritual, sino que además es un principio estructural de su organización, dirigida a hacer realidad en la Iglesia y en el mundo esa orientación, hasta el punto de que ciertas profesiones que no parecían muy proclives a la santidad (banqueros, políticos, artistas, etc.), se hayan familiarizado con la idea. Por circunstancias históricas el Opus Dei se ha difundido más en sectores de clase media y profesionales de alto estatus social que en sectores económicamente débiles. De este libro se desprende la figura de un gran fundador, de profunda piedad, de clarividente conocimiento del mundo, de inmensa caridad con sus colaboradores, de impresionante fidelidad al Papa y a su magisterio, y de sentido inquebrantable de la fe de la Iglesia en los tiempos postconciliares. Juan Zumeta


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook