Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Código 20
Diciembre - 2008


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Para que no parezca una teoría

Alberto Sánchez


Una historia que contar

Soy Alberto, tengo 23 años y soy informático y alumno del Instituto Universitario Sophia. Decidí venir porque quiero llevar a quienes me rodean el ideal de la unidad, y concretarlo en la sociedad. Hace unos meses, inmerso en el mundo laboral, hablaba con mis compañeros de muchos temas. Los que siempre estaban en el centro de atención, porque nos tocaban a todos, eran la economía, la política, la familia, etc. Veía que en todos estos temas faltaba una raíz profunda que les diera un sentido para que sirvieran a las personas a vivir en relación unos con otros. Todo se veía como un trámite para crecer en mundos separados, donde cada uno se desarrollara según sus necesidades en torno a fundamentos como la comodidad, la satisfacción, etc. Interesándome más por mis compañeros, descubrí que todos buscaban algo más en la vida que lo que nos ofrece la sociedad occidental de hoy. Pero ya habían perdido la ilusión y las ganas de buscar unos valores plenos que llenaran ese vacío. Conforme los escuchaba sentía en mí la necesidad de contarles que se puede ir contra corriente, mejorar los defectos de hoy y cambiar las estructuras, dotándolas de un sentido que sirva a la persona y no al revés. Sin embargo, eran palabras sin fundamento, todo lo que les decía parecía una teoría más de las que se ofrecen hoy, sin una experiencia detrás que la respaldara. La historia reciente está tan llena de ideas para cambiar el mundo, pero hoy ya no se cree en las teorías. Sé que este Ideal es la solución a estos problemas, pero no quiero que parezca una teoría más, sólo palabras. El punto más importante del Ideal que Chiara nos ha enseñado es el de vivirlo y testimoniarlo con hechos. Me di cuenta de que, si quería enseñar a los demás ésta solución, debía ser el primero en vivirla, y demostrar con hechos que es real. Decidirme a venir a Italia no fue fácil. Significaba dejar un trabajo bien remunerado, cómodo, sin preocupaciones, con un ambiente perfecto entre los compañeros y con unas expectativas muy buenas de crecer profesionalmente. Los amigos me preguntaban cómo era capaz de dejar un trabajo tan bueno en una situación de crisis como la que está viviendo España. Uno de los momentos más difíciles fue cuando mi jefe me propuso estudiar otro máster en Madrid con todos los gastos pagados. Entonces me di cuenta de que estaba haciendo una opción radical, dándole un giro a mi vida. Estaba abandonando un camino que quizás me habría llevado a una vida tranquila, con todas las necesidades cubiertas, etc. Pero sentía más fuerte el deseo de darme a los demás. Y la providencia no se hizo esperar, evidenciando que Dios nunca se deja ganar en generosidad. Al poco de apuntarme me llamaron para trabajar en las labores informáticas de la universidad, pudiendo así continuar mi carrera profesional en un ámbito que me gusta más que lo que hacía en mi anterior trabajo. Ahora estoy viviendo ésta nueva realidad con compañeros de cuatro continentes, desde Canadá hasta las Islas Filipinas, desde Ruanda o el Congo hasta Brasil, el país más representado. Con edades que van desde los 21 hasta los 50 años, con las más diversas carreras profesionales, abarcando todos los campos: filologías, ingenierías, economías, sanitarias, etc. Somos personas con culturas y caracteres muy distintos. Esta diversidad provoca una convivencia única. Cuanto más me relaciono, más me identifico conmigo mismo, y al mismo tiempo me enriquezco con la cultura del otro. Así se comprende que ésta universidad sea innovadora, pone al mismo nivel de importancia vida y estudio. Yo opté por darme a los demás y venir a ésta universidad. Era el paso que tenía que dar para poder llegar hasta la raíz y solucionar los problemas de hoy. Tengo la certeza de que este Ideal puede revolucionar el modo de vivir y que era el momento de creer en aquello por lo que he decidido dar mi vida. No sabría decir dónde trabajaré dentro de dos años, pero mi compañero de estudio me dijo que “el mundo de hoy necesita gente que sepa poner a la persona como principio y fin de la sociedad de hoy”. Trabajo no me va a faltar.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook