Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Hablando de
Julio - 2008


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Mi hijo no pregunta

Lourdes Illán


NIÑOS

En los artículos anteriores hemos visto cómo afrontar distintas situaciones de nuestros hijos durante la primera infancia: la curiosidad, cómo educar su intimidad para prevenir abusos sexuales y cómo contestar a sus preguntas. Pero ¿y si el niño no pregunta o se muestra indiferente y hasta reacio a tocar temas relacionados con la sexualidad? Puede parecernos que nuestro hijo de 6 años es todavía demasiado inmaduro para hablarle de “ciertas cosas” y es mejor esperar a que pregunte. Pero todo tiene un limite, también esto; y con los tiempos que corren no nos podemos permitir ese lujo. Si no lo hacemos nosotros, lo harán otros, y seguramente no de la misma forma. En un artículo anterior comentaba que, si somos nosotros quienes damos las respuestas, podemos imprimir “nuestro propio sello”. En esta etapa se inician las bases del diálogo y es maravilloso poder crear un clima de confianza y confidencia para hablar con ellos de su origen, que no fue otro que el Amor. Un niño debe saber cómo se engendra un hijo antes de acceder a la enseñanza primaria. En este nuevo ambiente comienza a relacionarse con compañeros mayores que hablan con ligereza de temas relacionados con el sexo, y en muchas ocasiones disfrutan viendo la cara de asombro de los “pequeñajos del cole”. Las causas de que un niño no pregunte a sus padres pueden ser muy variadas: –Porque ya le han preguntado a otra persona, por ejemplo a los abuelos, que a veces son más accesibles que los padres. También los hermanos mayores, que en ocasiones hablan con desparpajo delante de los pequeños sobre temas que éstos desconocen. –Que el pequeño haya preguntado algo y se hayan reído de él: “¡Mira por dónde sale el enano!, ¡no está espabilado ni nada, y parecía tontito!”... Le costará bastante volverlo a intentar. –Que le hayan dado una explicación falsa. Ellos siempre contrastan la información, y cuando se dan cuenta de que han sido engañados, pierden la confianza en el adulto. –Qué esté influido por el tabú de los padres. Es algo que se palpa en el ambiente y los niños son especialistas en captar actitudes que para los adultos pasan desapercibidas: unos padres que jamás se muestran cariño en su presencia, una familia que no comenta con naturalidad temas relacionadas con el cariño, el amor o el comienzo de la vida... Cuando la comunicación entre padres e hijo sobre sexualidad no se da o se ha roto, debemos procurar restablecerla, y para ello: –Nunca debemos presionarlo para que pregunte, porque el efecto será contrario: se cerrará más todavía. –Reforzar las situaciones de diálogo y el deseo de preguntar sobre temas ajenos a la sexualidad. Responderle y dar nuestra aprobación por comunicar sus dudas y manifestarle nuestro deseo de ayudarlo a comprender todo lo que pregunte. –Hablar en su presencia de una forma natural sobre temas como la relación de pareja, el cariño, la ternura, el amor o el inicio de la vida. Por ejemplo, comentar el embarazo de una amiga, lo gordita que se está poniendo, la ilusión y las ganas que tiene de ver a su bebé... Si con todo esto no obtenemos el resultado deseado, deberíamos entrar directamente a tratar el tema. Hay estrategias que no fallan. Si el niño es muy infantil y todavía le gustan las películas de Disney, una ideal es “Dumbo”. Vemos la película con él y, por la noche, antes de dormir, en ese ratillo en que leemos con él, le decimos: “¡Hay que ver, la película de Dumbo es bonita, pero está hecha para pequeños!... ¿Tú te crees que a los bebés los trae la cigüeña?”. Tanto si contesta que sí como si dice que no, aprovechamos para enterarnos de lo que sabe haciéndole preguntas con mucho tacto y de forma desenfadada. Después abordamos el tema del embarazo, y a partir de ahí el parto y como se engendra un hijo, tal como tratamos en un artículo anterior. Lourdes Illán (l.illan@wanadoo.es)


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook