Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Escaparate
Octubre - 2015


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Museo Ruso de San Petersburgo en Málaga

Clara Arahuetes


Colección del Museo Ruso de San Petersburgo Avda. Sor Teresa Prat, 15 Edificio de Tabacalera Málaga



La apertura de la primera sede europea del Museo Estatal Ruso en Málaga otorga a la ciudad un lugar destacado en la escena artística internacional. Y es que Málaga cuenta ya con otras importantes ofertas museísticas, como una sucursal del Centro Pompidou, el Museo Picasso, el Museo Carmen Thyssen y el Centro de Arte Contemporáneo entre otros.

Durante los próximos diez años, el edificio de Tabacalera, construido en 1920, acogerá la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo. La exposición principal, que profundiza en la historia del arte de este país, se renovará cada año y además se expondrán muestras temporales de artistas rusos. Las exposiciones actuales, «Arte ruso. De los iconos al siglo XX» (anual) y «Pável Filónov. Testigo de lo invisible» (temporal), se podrán visitar hasta enero de 2016.

El Museo Estatal fue inaugurado en 1895 por el último zar, Nicolás II, y está situado en San Petersburgo. Los zares Pedro el Grande, Catalina y Nicolás I reunieron colecciones extraordinarias en los siglos XVIII y XIX, que fueron completadas con donaciones y adquisiciones en las épocas soviética y postsoviética. En la actualidad cuenta con más de 400.000 obras de los siglos X al XXI, que ilustran cada uno de los periodos, tendencias y géneros del arte ruso. La colección es reflejo de la cultura de un pueblo que oscila entre la atracción por modelos europeos y las tradiciones rusas.

En Málaga vemos una selección de cien obras representativas de su evolución artística: los iconos, la tradición burguesa del retrato, los paisajes, los grandes cambios de las vanguardias, el mensaje social del realismo socialista y la época del deshielo.

El recorrido se inicia con una selección de iconos del siglo XV, como La Virgen de las palomas, Cristo Pantocrátor, San Nicolás el Taumaturgo con la Déesis y varios santos. El icono es el símbolo de la cultura rusa desde que en el año 988 el príncipe Vladimir de Kiev se convirtió al cristianismo de la iglesia bizantina, asimilando también la liturgia y sus modelos arquitectónicos e iconográficos. Los iconos de madera sustituyeron a los mosaicos bizantinos, convirtiéndose en un elemento unificador de las distintas clases sociales. Es un arte atemporal y simbólico que no es un retrato, sino un modelo ideal concebido para ser imitado. Los pintores de iconos eran monjes que se guiaban por la oración y trabajaban en equipo. Y es que para la Iglesia oriental, no es solo una representación estética sino que es ante todo una representación espiritual.

La hegemonía de la pintura religiosa terminó a finales del s. XVII, cuando se introdujo el retrato de estilo occidental. Las reformas del zar relegaron el dominio de la Iglesia ortodoxa y sus tradiciones. Estos cambios señalaron el comienzo de una cultura que se desarrolló en la nueva capital, San Petersburgo. Esta ciudad fue el gran proyecto arquitectónico de Pedro el Grande en el s. XVIII, concebida como una nueva Roma que estrecharía los lazos entre el imperio ruso y Europa. Artistas como Johann Georg Von Mayr, Vasili Ráiev o Ilià Repin muestran el auge de la nobleza rusa durante la época imperial.

En el siglo XIX, el romanticismo y el realismo llegan a Rusia desde Europa, y los artistas rusos los reelaboran de forma creativa. A lo largo del siglo se sucedieron numerosas innovaciones culturales y muchos artistas dejaron la Academia para crear su propia escuela de pintores, poniendo de relieve la función social del arte, que incidía en la crítica social y en la denuncia de la represión política con escenas de campesinos, como La lechera de Venetsiánov. También volvieron a reflejar en sus obras las tradiciones rusas, como El beso de Goretski, que plasma la costumbre de intercambiar huevos pintados el Domingo de Pascua con tres besos.

De la fusión de las influencias occidentales con las tradiciones rusas surgen una serie de movimientos como el Cubofuturismo, el Rayonismo, el Suprematismo y el Constructivismo. De estos movimientos se exponen obras de Kandisky, Chagall, Malevich, Rodchenko, Olga Rozánova...

A pesar de su proyección internacional, las vanguardias rusas se vieron relegadas por el realismo socialista, estilo oficial del régimen soviético impuesto por Stalin desde 1932. Las obras reflejan la vida industrial de la URSS y la realidad de la época. Fábricas y granjas colectivas, obreros y campesinos fueron los protagonistas de esta pintura hasta 1953, momento en que gracias a la época del deshielo, los artistas también pudieron liberarse del totalitarismo en sus creaciones.




Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook