Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Cultura de la Unidad
Septiembre - 2015


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Huyendo de Irak

Nadine Filky y Marc Lecompte


Experiencia de acogida e integración de unas familias iraquíes en Lyon (Francia).



La situación de los cristianos en Oriente Próximo nos interpela a todos, por eso nos preguntamos qué podíamos hacer nosotros. Fueron las circunstancias las que nos llevaron a implicarnos muy de cerca en la acogida de familias iraquíes que habían llegado a Lyon huyendo de la guerra. 
En 2014, viendo la persecución que estaban sufriendo los cristianos de Irak, las autoridades francesas les concedieron el estatus de refugiados, siempre que contasen con una familia que los acogiera en Francia. 
En noviembre pasado, una mujer iraquí que llevaba seis años viviendo en Lyon empezó acogiendo en su pequeño apartamento a dos de sus hermanos con sus respectivas familias, en total diecisiete personas en un reducido espacio. Pronto la situación se volvió tensa y la mujer compartió sus preocupaciones con amigos de los Focolares. Y fue así como una de estas familias iraquíes fue acogida por otra familia de los Focolares de su mismo barrio. 
Aunque el idioma no es un obstáculo insalvable para conocerse, aprender bien el francés es prioritario para ellos, de modo que lo primero que abordamos con la ayuda de la comunidad local fue el tema lingüístico. 
 
Poco tiempo después llegaron otras tres familias con niños y ancianos, y un pequeño grupo se organizó para ayudarlas a integrarse: matricular a los niños en la escuela, encontrar casa y comida, ocuparse de las cuestiones burocráticas ante la administración y los servicios sociales… Regularizarlos requiere avalar a cada uno de ellos, y nunca faltan dificultades, pero poco a poco las cosas se fueron solucionando y llegó ayuda económica por parte de una fundación de la diócesis, ya que el arzobispo de Lyon, el cardenal Barbarin, está muy comprometido en la ayuda a los refugiados de Irak. 
Y así llegaron electrodomésticos nuevos para cada familia; algunas familias de una parroquia ofrecieron sus casas; están surgiendo posibilidades de trabajo y algunos seguramente serán contratados. Encontramos tres apartamentos y la inmobiliaria no pidió el depósito, obligatorio en Francia, como una forma de participar en el proceso de acogida de estas familias. 
 
Aparte de los aspectos materiales, nos parece importante pasar tiempo con estas familias para conocerlas mejor y saber cómo ayudarlas. Por eso a veces les proponemos ir al cine o a un partido de baloncesto, ver una exposición o visitar la ciudad, hacer excursiones a la montaña o participar en los encuentros y festejos que tenemos en la comunidad de los Focolares. 
El pequeño grupo que inicialmente se comprometió en esto poco a poco se ha ido agrandando. Para nuestra comunidad local ha sido una bonita oportunidad de crecer en el amor concreto por los extranjeros con dificultades. Las ideas y la aportación de cada uno son importantes. Hemos tenido que pedir cosas bien precisas para poder amueblar las casas con el fin de acoger dignamente a estas familias. Otras comunidades, como por ejemplo la de Marsella, colaboran organizando actividades para recoger fondos.
 
Podríamos pensar que somos los franceses quienes estamos ayudando a estas familias, pero también es cierto lo contrario. Estos iraquíes llegaron solo con unas maletas, dejando atrás toda una vida, que en general era feliz hasta que estalló el conflicto. Han tenido que huir a causa de su fe y para darles un futuro mejor a sus hijos en un país del que no saben nada. 
Son un testimonio vivo de dignidad y de constancia espiritual en la fe, y llegan a cuestionar nuestras pequeñas preocupaciones cotidianas: esa conexión lenta a internet que nos parece terrible, el descontento con nuestros políticos o la impresión de ganar poco son cosas que resultan irrisorias al lado de lo que ellos están viviendo.
Esta aventura empezó hace unos meses, pero no podemos permitir que disminuya nuestra generosidad. El lema de Francia es «Igualdad, libertad, fraternidad», pero con frecuencia la fraternidad es olvidada. Ahora esta nos parece más real y más hermosa.



Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook