Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Palabra y vida
Septiembre - 2015


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Amor que va y que viene




Hace dos años me vi envuelta en una situación muy difícil. Por fidelidad al Evangelio y dar gratis lo que gratis había recibido (cf. Mt 10), decidí apoyar a una persona que tenía que pagar una importante deuda. Dado que tengo un trabajo fijo como enfermera y mi marido también tiene trabajo, aunque un poco precario, creímos poder salir adelante sin excesivas dificultades.

Pero se dio la circunstancia de que justo entonces Hacienda nos reclamó errónea e injustamente mucho dinero. Por otro lado, debido a los reajustes que causó la crisis económica, mi sueldo se redujo en una cuarta parte. Así que de repente, los pagos que tenía que afrontar superaban con creces los ingresos. Estaba desesperada, casi a mitad de mes ya no me quedaba dinero para que mis hijos cogieran el metro para ir a clase ni tampoco para comer... Y no podía contarle a nadie lo que me estaba pasando, pues así se lo había prometido a la persona a quien estaba ayudando.

Una mañana, sola en casa, mientras rezaba sin poder parar de llorar, me llamó por teléfono una amiga de la comunidad de la que formo parte. Le conté la angustia que sentía y ella, con un infinito amor de madre y plena confianza en mí, hizo suyo mi problema sin querer saber los detalles. Habló luego con varias personas y durante unos meses me estuvieron ayudando a llegar a fin de mes. También otras amigas que se enteraron de la situación, lo mismo; sin preguntar ni juzgar me traían merienda para mis hijos o me hacían algún regalo. Un día vino Mari y me dijo: «Ayer fue mi cumpleaños y me regalaron 50 euros. Son para ti». Aún se me saltan las lágrimas cada vez que me acuerdo de estos momentos en que me he sentido tan amada y con tanta delicadeza. Jamás lo olvidaré.

Mis hijos en ningún momento exigieron saber por qué estábamos en esa situación. Lo aceptaron e intentaron ahorrar por todos los medios, en ropa, libros... Se las apañaron para salir con sus amigos sin gastar, y en ningún momento les entristeció no tener regalos de reyes o de cumpleaños...

Para toda la familia ha sido una experiencia increíble. Ahora ya hemos vuelto a la normalidad y cada fin de mes doy gracias a Dios con alegría por la tranquilidad que siento de poder pagarlo todo. Antes no me daba cuenta de lo que esto supone. Para colmo de bienes, Hacienda nos ha dado la razón.

El broche de oro de esta historia ha sido que un amigo se dio cuenta de que precisamente durante los últimos cinco años me habían estado pagando mal la nómina, de modo que han tenido que reembolsarme todos los atrasos. Ha sido una alegría inmensa. Dios Padre, con su amor infinito, ha querido guardarme mes a mes esa compensación. Si lo hubiese cobrado en su momento, la deuda lo habría consumido, pero ahora, de repente, me llegaba una buena cantidad.

No podía evitar pensar en el Evangelio de Lucas, cuando dice: «Dad y se os dará; una medida buena, apretada, remecida, rebosante pondrán en el halda de vuestros vestidos. Porque con la medida con que midáis se os medirá». En el corazón Jesús me estaba diciendo: «Has amado mucho, yo te amo más; toma este regalo, lo he reservado y custodiado para ti».

Así que he podido resarcir a las personas que me habían ayudado y también colaborar en proyectos solidarios: amor que va y que viene, la felicidad total. De esta manera el amor llega a otros, como si pasara la corriente, y esa persona a la que decidí ayudar ha podido resolver una grave situación que arrastraba desde hace años.

S. E.




Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook